Las empresas Minas Buenaventura, Minera Yanacocha, Consorcio Minero Horizonte, Compañía Minera Miski Mayo, Marcobre y Compañía Minera Coimolache son las que más trabajadores contagiados con COVID-19 reportaron ante el Ministerio de Energía y Minas (Minem), hasta el 14 de julio, detectados mediante pruebas rápidas. En conjunto, registraron 2,521 casos positivos. Por su parte, Antamina informó de 210 casos confirmados hasta el 18 de mayo, a través de pruebas moleculares, y no volvió a enviar reportes posteriores. En tanto, la minera Los Quenuales (Glencore) registró 272 casos, sin especificar el tipo de test. Consultados por Convoca.pe, el Ministerio de Salud (Minsa) y el Minem respondieron que no tienen información sobre intervenciones en las mineras para asegurar el cumplimiento de los protocolos de sanidad aprobados por el Poder Ejecutivo. Conoce más en este informe exclusivo de nuestra Unidad de Inteligencia de Datos.

 

Cerca de 50 compañías mineras reportaron cuántos trabajadores se infectaron con el COVID-19 en sus operaciones en el país: 2,863 casos positivos detectados con pruebas rápidas y 1,614 contagios confirmados mediante test moleculares, según información alcanzada por las propias empresas al Ministerio de Energía y Minas (Minem), entre el 1 de mayo y el 14 de julio, registro al cual accedió Convoca.pe.

Entre las empresas con más casos de trabajadores contagiados con el virus, que se sometieron a exámenes rápidos, están el Consorcio Minero Horizonte (760), Compañía Minera Miski Mayo (748), Compañía de Minas Buenaventura (537), Marcobre (207), Compañía Minera Coimolache (135) y Minera Yanacocha (134). Entre las 48 compañías que reportaron casos de COVID-19, estas seis mineras registran más del 88% (2,521) de casos confirmados con test rápidos, de acuerdo con el informe oficial del Minem.

En tanto, los mayores casos positivos detectados con pruebas moleculares se encuentran en el personal de Buenaventura (629), Marcobre (595), Antamina (210), Compañía Minera Coimolache (94) y Yanacocha (43), hasta el 14 de julio pasado.

En tanto, Empresa Minera Los Quenuales solo reportó casos hasta el 8 de julio, fecha en la que confirmó el contagio de 272 trabajadores con COVID-19. La compañía no precisó qué tipo de análisis habían realizado para obtener ese resultado.

Según los datos del Minem, el Consorcio Minero Horizonte es la empresa con más casos confirmados con test rápidos: 760 contagios detectados. Esta compañía se dedica a la extracción de oro en las unidades mineras de Parcoy y Culebrillas, ubicadas en la región La Libertad. Además, tiene una unidad minera en la región Puno, denominada Untuca, situada en la provincia de Sandia.

La empresa que la sigue en este ranking es la Compañía Minera Miski Mayo, con 748 casos detectados a través de pruebas rápidas. Su principal actividad es la explotación y producción de fosfatos, que realiza en la mina a tajo abierto ubicada en la ciudad de Bayóvar, provincia de Sechura, región Piura. Asimismo, administra un puerto para el embarque de esos fertilizantes en la misma localidad.

 

 

En tanto, la Minera Marcobre, que opera el proyecto cuprífero Mina Justa en la provincia de Marcona, región Ica, registró ante el Minem que 207 trabajadores dieron positivo al COVID-19 con test rápidos, y 595 mediante pruebas moleculares. Esta empresa es propiedad de Cumbres Andinas S.A.C., la cual tiene como accionistas a la compañía peruana Minsur S.A. y a la chilena Alxar Internacional SpA. 

Algunas de las empresas con más casos de coronavirus entre su personal son las afiliadas al grupo Benavides, como Minera Buenaventura, Minera Coimolache y Minera Yanacocha, esta última operada por la transnacional Newmont. Y la Minera La Zanja, otra de las afiliadas al mismo grupo empresarial, registró 22 casos confirmados con pruebas rápidas y 2 con pruebas moleculares, de acuerdo con su reporte hasta el 14 de julio.

Por su parte, la minera Antamina reconoció que tenía 210 trabajadores infectados, confirmados a través de análisis moleculares realizados entre el 1 al 18 de mayo, según la información que proporcionó al Minem. Esta compañía opera el complejo minero Yanacancha, en la región Áncash, de donde extrae cobre, zinc, plata y otros minerales.

Considerando la cifra de pruebas moleculares, Antamina es la quinta minera con más casos reportados del nuevo coronavirus, a pesar de que en los siguientes 56 días la compañía no emitió reportes, de acuerdo con el registro del Ministerio de Energía y Minas. En respuesta a este medio digital, mediante la consultora Llorente y Cuenca, la empresa comunicó que no informará sobre los casos de contagios totales correspondientes a lo que restaba de mayo y tampoco de junio y julio.

Asimismo, grandes compañías mineras como Anglo American Quellaveco, Compañía Minera Raura, Perubar, Minera Chinalco, Golds Fields La Cima, Minera Volcan y Minera Poderosa, entre otras, no declararon casos confirmados de COVID-19 ante el Ministerio de Energía y Minas.

 

 


Protocolos sin control

Convoca.pe obtuvo este informe en respuesta a un pedido de acceso a la información pública al Minem, después de que el 9 de julio, en conferencia con la prensa extranjera, la entonces ministra Susana Vilca informara que las empresas mineras habían reportado —hasta el 29 de junio— un total de 2,957 trabajadores contagiados en los campamentos que habían vuelto a operar, como parte de la reactivación económica durante el estado de emergencia nacional por la pandemia.

En aquella ocasión, la ministra Vilca afirmó que pese "a todos los protocolos y los esfuerzos que hacen las mineras" también estaban expuestas al virus, por lo que se encargó a los responsables de las compañías que duplicasen sus esfuerzos para mitigar la expansión del virus.

 

Protocolo minero
El primer protocolo indicaba un distanciamiento social mínimo de un metro y medio.
 

Estos lineamientos fueron establecidos por el Ministerio de Energía y Minas el 6 de mayo con la aprobación del "Protocolo sanitario para la implementación de medidas de prevención y respuesta frente al COVID-19 en las actividades en minería hidrocarburos y electricidad", en la cual se determinaba que la distancia social mínima entre los trabajadores de las operaciones mineras era de un metro y medio, y que las empresas debían realizar labores de desinfección y evaluaciones médicas permanentes a los trabajadores para evitar la propagación del virus. 

Sin embargo, el 24 de junio, el Minem modificó el protocolo sanitario para la implementación de medidas de prevención y respuesta frente al COVID-19 en las actividades extractivas y de energía eléctrica, que redujo la distancia social mínima a solo un metro, tanto en el transporte de personal, en las labores de operación e incluso si uno de los trabajadores mostraba síntomas relacionados al nuevo coronavirus.

 

2
El protocolo modificado flexibilizó las medidas preventivas, como la reducción de la distancia social mínima a un metro.

 

Para conocer en el nivel de cumplimiento de los protocolos, Convoca.pe solicitó de manera formal al Ministerio de Energía y Minas y al Ministerio de Salud los informes de intervención en campamentos mineros para asegurar la ejecución de la normativa sanitaria. Ambas instituciones del Estado respondieron oficialmente que no tienen la información solicitada.

En uno de sus mensajes de respuesta, del 22 de julio, el Minem adujo que "no tienen función fiscalizadora, en cuanto a los temas de protocolo de salud", y añadió que las entidades que deben atender las incidencias vinculadas a la salud de los trabajadores en el sector son la Superintendencia Nacional de Fiscalización Laboral (Sunafil) y el Organismo Supervisor de la Inversión en Energía y Minería (Osinergmin). Esto pese a que el Ministerio de Energía y Minas estuvo a cargo de la elaboración y aprobación de los protocolos de salud y seguridad en las mineras. Es decir, la entidad que creó la norma, no realiza acciones para velar por el cumplimiento de la misma.

En tanto, el Ministerio de Salud, el 10 de julio, a través del Centro Nacional de Salud Ocupacional (Censopas) contestó que no cuenta con información sobre las intervenciones en los campamentos mineros, a nivel nacional, para verificar el cumplimiento de las normas sanitarias y realizar pruebas de descarte de COVID-19. 

 

2
El Minem y el Minsa contestaron que no tienen información sobre intervenciones a campamentos mineros para verificar que las compañías cumplan con los protocolos.
 


Versión de las empresas

Para este informe, Convoca.pe envió mensajes por correo electrónico y se comunicó vía telefónica con las empresas mineras que han reportado más casos de COVID-19 entre sus trabajadores, para conocer las cifras actuales de contagio, de personal fallecido y también de acciones preventivas que estén aplicando para contener el avance de la pandemia. Solo tres de ellas emitieron respuesta.

La transnacional Newmont Perú, que opera la Minera Yanacocha en la región Cajamarca, indicó a este medio digital que desde junio, cuando iniciaron las pruebas, hasta el 4 de agosto, los casos COVID-19 detectados fueron 126, en el interior de los campamentos; y 74 contagios confirmados fuera de la operación. De estos 200 casos en total, a 101 ya se les dio de alta epidemiológica.

Newmont Perú agregó que no han registrado decesos dentro de la operación minera. Pero, un trabajador de Yanacocha sí falleció y, según alegó la empresa, se trató de un obrero que se encontraba con licencia en su ciudad natal y no llegó a subir a la mina. Por esta razón, no lo incluyeron en sus estadísticas.

Sobre las medidas tomadas para prevenir el avance de la enfermedad, Newmont Perú afirmó que antes de que un trabajador ingrese a la operación, tiene que someterse a una prueba molecular y no ingresa si se le detecta el virus, y debe guardar cuarentena en su casa. En caso de no ser residente en Cajamarca, la compañía alquiló espacios en hoteles acondicionados para cumplir con el aislamiento.

 

informe Minem
Informe del Ministerio de Energía y Minas con los casos de COVID-19 reportados por las mineras.

 

Por su parte, la Minera Miski Mayo reconoció que registraron 748 colaboradores, entre personal propio y de empresas contratistas, como positivos a COVID-19 con pruebas rápidas —hasta el 14 de julio—, quienes no manifestaron síntomas del contagio. Según la empresa, estos casos habían sido detectados antes del ingreso a la mina, por lo que los trabajadores fueron enviados a cumplir aislamiento domiciliario. Añadieron que también han realizado 927 pruebas moleculares y más de 6 mil pruebas rápidas.

Según Miski Mayo, el 95% del personal que tuvo coronavirus ya tiene el alta médica y se encuentra recuperado.

Además, informaron que tres trabajadores de Miski Mayo fallecieron víctimas del COVID-19, y explicaron que estas personas se encontraban con licencia con goce de haber, pues eran personas de condición de salud vulnerable. La empresa anotó que un cuarto trabajador se contagió en su domicilio, pero su cuadro de salud se complicó y falleció en una clínica de Piura.

Esta minera de fosfatos señaló, a este medio digital, que ha implementado diversas acciones para la prevención del COVID-19 como la desinfección diaria, comedores con separadores de acrílicos, uso permanente de mascarilla, medida de temperatura con cámaras termográficas, seguimiento a casos detectados, entre otros.

 

Silencio selectivo

Por su parte, la Minera Antamina, a través de la consultora Llorente y Cuenca, indicó que no emitirán declaraciones respecto a las preguntas de Convoca.pe ante las cifras de casos COVID-19 entre sus trabajadores, ni tampoco sobre la ausencia de reportes de contagios al Minem, desde el 9 de mayo al 14 de julio.

Antamina refirió que viene operando de acuerdo con los protocolos publicados en su sitio web, en los que se afirma que los trabajadores permanecen aislados previamente en alojamientos hasta que tengan turno en la mina, para luego pasar por una evaluación médica presencial antes de ser trasladados a los campalentos mineros. Se asegura que mantienen distanciamiento social en las zonas de operación y que se garantizan las medidas de limpieza y desinfección.

Este medio de comunicación también envió preguntas, vía correo electrónico, al área de Comunicaciones de Minera Buenaventura —del mismo grupo empresarial que a su vez se encarga de las operaciones de Minera Coimolache, La Zanja y El Brocal para conocer más detalles en relación a los casos COVID-19 en sus campamentos mineros. Sin embargo, no hubo respuesta alguna hasta el cierre de esta edición. Las cuatro mineras antes mencionadas acumulan un total de 703 trabajadores con casos COVID-19 detectados a través de pruebas rápidas.

Algo similar sucedió con Minera Marcobre, pues no atendió a los mensajes enviados por teléfono y sus redes sociales. Asimismo, Convoca.pe envió preguntas por correo electrónico a la transnacional Glencore, que opera la Minera Los Quenuales, los cuales no fueron contestados.

En Consorcio Minero Horizonte dijeron que devolverían las llamadas telefónicas para responder las preguntas, que también fueron remitidas por correo electrónico. No lo hicieron, hasta el momento.

De otro lado, mediante una carta fechada el 5 de agosto, dirigida al presidente Martín Vizcarra, la Federación de Trabajadores Mineros, Metalúrgicos y Siderúrgicos del Perú (FTMMSP) solicitó una reunión con el Gobierno para coordinar un Plan de Acción de manera dialogada con los trabajadores, ante “los incontrolables brotes de contagios COVID-19” en el sector minero. El gremio de trabajadores pide “corregir la flexibilización de las medidas de seguridad y salud introducidas por el Decreto Supremo 117-2020-PCM y la Resolución Ministerial 448-2020-MINSA”.

Durante el estado de emergencia nacional por el COVID-19, que se inició el 16 de marzo, hubo dos cambios ministeriales en el sector Energía y Minas: la ministra Susana Vilca asumió el cargo el 13 de febrero y fue reemplazada por Rafael Belaunde Llosa el 15 de julio, quien fue sucedido por Miguel Incháustegui Zevallos la semana pasada.

 

Este informe fue realizado por reporteros de la Unidad de Inteligencia de Datos de Convoca.pe.

 

(Foto principal: Tiempo Minero)

Actualización: 10 de agosto de 2020 22:45 pm.