LAS SOSPECHAS SOBRE LOS FONDOS DE CAMPAÑA DE FUERZA POPULAR Y EL APRA

Además del caso del Partido Nacionalista, por el que el expresidente Humala está en prisión, la Fiscalía sigue investigando las finanzas de los partidos liderados por Keiko Fujimori y Alan García
Las campañas electorales del Partido Aprista Peruano y de Fuerza Popular aún despiertan cuestionamientos en la fiscalía y en la opinión pública. (Foto: El Comercio).

 

Por Convoca.pe

Publicado el 21 de julio del 2017

 

La investigación fiscal sobre los aportes de dinero a las dos campañas presidenciales del Partido Nacionalista originó que ahora estén presos de forma preventiva el exmandatario Ollanta Humala y la exprimera dama Nadine Heredia, por el presunto delito de lavado de activos. Pero este no es el único caso abierto en el Ministerio Público relacionado a finanzas partidarias, las organizaciones Fuerza Popular y el Apra también están bajo pesquisas de la Fiscalía por razones similares.

 

Considerado uno de los principales financistas del partido que lidera Keiko Fujimori, el exparlamentario Joaquín Ramírez, quien fue secretario general de Fuerza Popular, afronta en la actualidad una investigación preliminar en la Primera Fiscalía Supraprovincial Corporativa de Lavado de Activos. La indagación incluye las primeras denuncias de la exprocuradora Julia Príncipe por operaciones sospechosas entre sus empresas, que Convoca.pe reveló en la serie investigativa Patrimonio S.A.  

 

En la campaña electoral del 2011, la agrupación fujimorista (entonces Fuerza 2011) reportó un financiamiento total por más de 17 millones de soles. En ese período, Joaquín Ramírez fue su financista más importante.

 

Su aporte total fue de 282 mil 600 soles: a título personal colocó 130 mil 723 soles y a través de su empresa Lima Ingeniería y Construcción SAC, 150 mil 600 soles.

 

En relación a Ramírez, también están bajo la lupa del Ministerio Público las compras y cesiones de los inmuebles de sus empresas Mondreu SAC y Lima Ingeniería y Construcción SAC a favor del partido naranja para la campaña electoral de 2016.

 

 

Ver 'Las movidas financieras de Ramírez y su entorno comercial' 

 

Ver 'El patrimonio disfrazado del financista de Keiko Fujimori' 

 

 

Además, la indagación fiscal se amplió luego de que un exinformante de la agencia estadounidense DEA (siglas en inglés de Administración para el Control de Drogas) asegurara al programa televisivo Cuarto Poder que grabó a Joaquín Ramírez cuando confesaba haber “lavado” 15 millones de dólares para Keiko Fujimori mediante una cadena de estaciones de combustibles.

 

Posteriormente, la lideresa de Fuerza Popular también fue incluida en estas pesquisas del Ministerio Público, que forman parte del mismo expediente.

 

 

Más indicios

 

Otro personaje cuestionado por las autoridades de Estados Unidos y que también aportó dinero al fujimorismo fue Luis Calle Quirós, quien en 2013 apareció en la “lista negra” del narcotráfico internacional del Departamento del Tesoro del país norteamericano. Su apoyo económico al partido fujimorista fue de 41 mil 625 soles, para la campaña de 2011. Su hermano Juan José Calle Quirós entregó un monto similar.

 

De otro lado, entre los informes periódicos reportados en 2011 a la ONPE (Oficina Nacional de Procesos Electorales), la Dirección de Lavado de Activos de la Policía Nacional detectó por lo menos siete aportes “fantasmas” a la campaña fujimorista, según difundió el diario Perú21 en su momento.

 

Algunos de los ciudadanos consignados como aportantes negaron a la autoridad policial haber hecho desembolsos a favor de este partido. Es el caso de los ciudadanos Félix Guayas (con un supuesto aporte de 68 mil 906 soles) y su socio Sandro Petruccelli Galdós (por 69 mil 471 soles).

 

Asimismo, se advirtió la situación de la universitaria Mayra Castañón, que negó haber desembolsado 41 mil 280 soles reportados como suyos en los documentos oficiales. Sin embargo, luego envió una comunicación a las autoridades policiales  en la que aseguraba haber aportado 15 mil dólares.

 

También el ciudadano Renato Castro aseguró haber aportado 20 mil dólares, de los cuales 10 mil dólares provenían de su patrimonio y otros 10 mil dólares de un préstamo de sus hermanos. De acuerdo con la policía, no se le conoce actividad económica.

 

La titular de la 26ª Fiscalía Provincial Penal de Lima, María del Pilar Peralta, hasta hoy investiga de manera preliminar este caso, aunque su despacho rechazó dar mayores detalles sobre los avances a este medio.

 

 

Cócteles, rifas y polladas

 

“Venimos realizando desde hace muchos meses diferentes eventos como cócteles, comidas, rifas, polladas. Hemos hecho una rifa a nivel nacional que nos permitió recolectar 2 millones de soles”, dijo en enero del 2011 la entonces candidata presidencial Keiko Fujimori.

 

Dicha rifa se realizó el 15 de diciembre del 2010 y recaudó, en realidad, 1 millón 560 mil soles. El único premio entregado fue un horno microondas a Lucila Castro Mendívil, esposa del entonces vocero fujimorista Jorge Trelles.

 

En mayo del año siguiente, luego de que el Ministerio del Interior dispusiera la donación de los bienes sorteados —que no fueron reclamados en la rifa—, el partido tuvo que entregarlos al Instituto Peruano de Deportes (IPD), incluida una camioneta del año. 

 

Para esa campaña también se realizaron tres cócteles que recaudaron 2 millones 245 mil 689 soles.

 

Por su parte, para las últimas elecciones generales del 2016, fueron cinco los cócteles que totalizaron ingresos por 4 millones 383 mil 591 soles.

 

El mes pasado se conoció por declaraciones del actual secretario general de Fuerza Popular, José Chlimper, que la ONPE decidió aceptar que la lista de aportantes de los cócteles se mantuviera reservada.

 

“Para fortalecer el partido, tenemos que proteger a los donantes”, manifestó Chlimper. Señaló, además, que no entregaron la lista porque “la ley no lo solicitaba”. En plena campaña electoral, Fuerza Popular ya había señalado que no entregaría esa información como reveló este medio (Ver: 'Fuerza Popular se rehúsa a subsanar información sobre finanzas de campaña').

 

Pero la Ley de Organizaciones Políticas no lo solicita, sino lo exige en el inciso b) del artículo 30.

 

 

 

 

 

Odebrecht y Keiko

 

De acuerdo con las declaraciones de Marcelo Odebrecht, el Partido Nacionalista no resultaba ser el favorito para sus dádivas. Su aporte respondió más bien a un pedido expreso del Partido de los Trabajadores de Brasil, entonces liderado por Lula da Silva, condenado a nueve años y seis meses de prisión, recientemente.

 

De hecho, en su última entrevista con el ministerio público peruano, el expresidente de la constructora brasileña afirmó que también “debía haber” apoyado a la campaña de Keiko Fujimori en 2011. Además, le habría dicho a su operador en Perú Jorge Barata: “Si crees que hay riesgo de represalias, apóyala a ella más”.

 

“Incluso hice una anotación en aquella época”, apuntó Marcelo Odebrecht. Como se recuerda, IDL-Reporteros ya ha publicado una anotación del ejecutivo brasileño que también involucraba a ‘Keiko’ y las iniciales AG.

 

 

Socios ocultos

 

Otra investigación en proceso en el Ministerio Público es por los aportes a la agrupación fujimorista —realizados entre 2014 y 2016— por Juan Carlos Luna Frisancho (502 mil soles) y el LVF Liberty Institute (65 mil dólares), del cual es apoderado. Esta compañía fue creada en Delaware, EE.UU., donde las normas permiten ocultar a los socios.

 

Según información del diario La República, Luna sería socio de Jorge Yoshiyama Sasaki, sobrino de Jaime Yoshiyama Tanaka, ex secretario general de Fuerza Popular. Además, se señala que las personas ligadas al antiguo directivo del partido y a su familia habrían donado en total 1 millón 845 mil 891 soles.

 

 

Aportantes “hormigas” en el Apra

 

El caso del Partido Aprista Peruano es particular. Los reportes que entregó a la ONPE en el 2006 son abrumadores por la cantidad de aportantes —en orden alfabético— que financiaron al partido con montos entre uno y diez soles.  A partir de 2007, su sistema de aportaciones cambia.

 

Si bien la campaña electoral del Apra en el 2011 se vio golpeada por la pronta renuncia de Mercedes Aráoz a la candidatura presidencial, su financiamiento no estuvo fuera de la polémica.

 

La fiscal Manuela Villar tiene abierta una investigación al financiamiento de dicha campaña, que por otro lado además fue mencionada de forma indirecta por Marcelo Odebrecht en su declaración ante las autoridades peruanas, en Brasil.

 

En las últimas semanas, como parte de esta pesquisa preliminar se buscaba tomar declaraciones a Gerald Oropeza y Miguel Facundo Chinguel por sus aportes de dinero. También se indaga sobre los bienes adquiridos por el partido entre el 2005 y el 2011 para determinar si existió o no un incremento patrimonial injustificado. 

 

A comienzos de este año, se solicitó a los financistas de la campaña electoral de 2011 —desarrollada durante el segundo gobierno de Alan García— que sustenten el origen de estos desembolsos. No es la primera vez que existen este tipo de sospechas. En 2006 Alfredo Sánchez Miranda, hijo de Orlando Sánchez Paredes, dio en aporte 5 mil dólares a la campaña aprista. Como se sabe, este grupo familiar afronta hasta hoy el caso más grande y complejo de lavado de activos que ha existido en el Perú. La donación se conoció recién en el 2011.

 

Convoca.pe buscó información oficial en la Fiscalía para conocer los avances sobre las indagaciones del financiamiento del partido aprista, pero hasta el cierre de esta nota no hubo respuesta.

 

 

Los papeles de Camargo Correa

 

Este medio reveló en junio del 2015 el contenido de un documento de la policía brasileña que recogía información de los papeles incautados a la constructora Camargo Correa. La autoridad advertía que en una anotación de mayo del 2006 -en plena carrera electoral en el Perú-, aparecía el apellido "García" al costado de las palabras "político" y "campaña", además de la suma de 50 mil dólares. 

 

 

 

Ver 'De los apellidos Toledo y García al Proyecto OH'

 

El entonces secretario general del Partido Aprista Omar Quezada negó cualquier tipo de financiamiento. "Nosotros rechazamos tajantemente que el partido haya recibido algún aporte de esta empresa o de alguno de sus directivos", apuntó.