PANAMA PAPERS: FISCALÍA PERUANA ENVÍA 48 SOLICITUDES DE INFORMACIÓN A JURISDICCIONES OFFSHORE

A más de un año de la revelación periodística de los Papeles de Panamá, el Ministerio Público ha abierto 12 investigaciones a ciudadanos nacionales y extranjeros
Las oficinas de Mossack Fonseca funcionaban de manera informal en el domicilio de su operadora Mónica de Ycaza (izquierda), frente a la embajada de Panamá en Lima, en San Isidro. Foto: Convoca.

Por Convoca

Publicado el 27 de noviembre de 2017

 

El Ministerio Público peruano remitió 48 solicitudes de información a siete paraísos fiscales como parte de las investigaciones contra el bufete Mossack Fonseca, especializado en creación de estructuras societarias offshore, y sus clientes peruanos. 

Como se recuerda, más de 11 millones de documentos en poder de esta firma panameña se filtraron a la prensa en 2016 y desataron la investigación global Panama Papers, ganadora de un premio Pulitzer y coordinada por el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ), en la que participó Convoca.pe. Los hallazgos de esta cobertura permitieron que la fiscalía y la SUNAT iniciaran diversas investigaciones por posibles delitos tributarios.

Este medio pudo conocer que los pedidos de información fueron remitidos, vía la Unidad de Cooperación Judicial Internacional, a Panamá, Islas Vírgenes Británicas, Seychelles, Bahamas, Gran Caimán, Nevada y Anguila Británica, territorios de baja o nula imposición tributaria donde el estudio panameño creó compañías para los implicados. 

 

La mira en el canal

En el caso de Panamá, el Ministerio Público ha solicitado datos de Mossack Fonseca como las partidas registrales de su empresa, los bienes a su nombre y el número de trabajadores que tiene. Asimismo, ha requirido un informe básico sobre el investigado Edison Teano -su operador clave en Latinoamérica que hoy está en libertad bajo fianza por el caso Lava Jato-, que visitaba Lima para promocionar la creación de estructuras financieras para ocultar grandes fortunas del fisco. Como se recuerda, Convoca reveló los pormenores de sus tres viajes a la capital peruana en marzo de este año y esta información fue recogida por la fiscalía.

Ver: Las discretas reuniones del operador de Mossack Fonseca en Lima

 

Edison Teano fue acusado por las autoridades brasileñas de haber facilitado, junto al bufete, compañías offshore a miembros del Partido de Trabajadores de Brasil para lavar sobornos. Foto: La Prensa.

 

Además han sido incluidos en las indagaciones los fundadores del bufete Jürgen Mossack y Ramón Fonseca. Fuentes cercanas al caso indicaron que, por estrategia, ni a ellos ni a Teano se les interrogará hasta no tener más evidencias.

Por su parte, Mónica de Ycaza Clerc y Susana Kam Chong, las coordinadoras del bufete en Lima, también son alcanzadas por las pesquisas. De hecho, la fiscal a cargo Yovana Mori ya ha requerido información sobre ellas a la SUNAT.  

 

Revisa aquí nuestro especial #ParadisePapers, una nueva filtración global coordinada por el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación y el diario alemán Süddeutsche Zeitung

Fuentes de Convoca aseguraron que Mori, titular de la Primera Fiscalía Provincial Corporativa de Lavado de Activos, argumentó en su acusación que este grupo de personas se había constituido como una “organización criminal” dedicada al blanqueo de capitales. 

La operación del bufete en Perú funcionaba de manera informal en una casa frente a la embajada de Panamá, donde el portero era quien recibía todos los documentos, cartas, actas, certificados y resoluciones sobre las sociedades offshore de los beneficiarios locales.

Antes del escándalo internacional, en mayo de 2015, la firma realizó un registro de las sociedades creadas para sus clientes peruanos. Se contabilizaron más de 250 compañías constituidas solo en suelo panameño.