EL LEGISLADOR FUJIMORISTA QUE ERA UN TERRATENIENTE

Conoce la oscura adquisición del terreno más valioso de José Luis Elías Ávalos en Ica y su medio centenar de propiedades en una nueva entrega de Patrimonio S.A.
El congresista José Luis Elías Ávalos compró un terreno en Ica en medio de denuncias de falsificación de documentos.

Se va discretamente del Congreso, pero con el patrimonio crecido. El parlamentario José Luis Elías Ávalos del partido Fuerza Popular, liderado por Keiko Fujimori, tiene más de cincuenta propiedades por un valor superior a los 6 millones de soles y es accionista de la Universidad Privada San Juan Bautista. La mayoría de sus bienes son predios rústicos desperdigados en un distrito del sur chico en Ica, región a la que representa. El más preciado de estos terrenos fue adquirido en medio de denuncias de falsificación de documentos. Conoce cómo lo adquirió y cuál es la conexión entre sus negocios y los proyectos de ley sobre los que debe tomar decisiones en nombre del Perú.

Por Convoca.pe*

Publicado el 2 de junio de 2016

La región Ica tiene como representante a un parlamentario fujimorista que sabe hacer negocios en el sector educativo y tiene una afortunada visión de futuro: José Luis Elías Ávalos, el dueño de 19 predios (la mayoría rústicos) inscritos en registros públicos de Ica y de otros trece terrenos que aparecen en la declaración jurada detallada de 2013 que presentó ante la Contraloría. En total, son más de 30 predios en la región sureña. Uno de ellos es el fundo “Normita” de 18.7 hectáreas, que aparece en su declaración jurada de bienes, rentas y negocios con un valor de autovalúo (fijado por la municipalidad para el pago de impuestos) de 3 millones 329 mil 724 soles, lo que representa casi el 50% del valor de su patrimonio declarado hasta 2014: 6 millones 753 mil soles.

El fundo “Normita” es el bien más valioso y uno de los más cuestionados del congresista fundador de la Universidad San Juan Bautista. Fue adquirido en medio de denuncias de falsificación de documentos y una oscura transacción que ameritó las indagaciones del Ministerio Público pero que nunca se llegó a conocer en su real dimensión en la opinión pública.

Miguel Ángel Elías Ávalos congresista electo por Fuerza Popular en la región Ica. Foto: Internet.

Ahora el tema cobra vigencia por el especial interés del congresista en que se apruebe una norma a dos meses de que deje el cargo. El 22 de octubre pasado, José Luis Elías Ávalos, quien tendrá como sucesor en el Congreso a su hermano Miguel Ángel, presentó el proyecto de ley N° 4929/2015-CR que busca ampliar el régimen extraordinario de formalización de tierras en las áreas afectadas por el sismo de 2007 en Ica. Se trata de facultades especiales otorgadas al Organismo de Formalización de la Propiedad Informal (COFOPRI) para proveer títulos gratuitamente y sin mucho trámite para predios urbanos. Esto pasaría por una loable iniciativa humanitaria sino fuera porque el legislador es un terrateniente en expansión en San Juan Bautista, uno de los distritos que puede beneficiarse de la propuesta legislativa y donde está ubicado el fundo "Normita" que fue catalogado como predio urbano en 2012 cuando Elías Ávalos ya era parlamentario. En este mismo distrito están ubicados los terrenos del legislador que aguardan convertirse en predios urbanos. El proyecto permanece en la Comisión de Vivienda y Construcción y fue firmado por la bancada fujimorista, entre los que figura el parlamentario y secretario general con licencia de Fuerza Popular, Joaquín Ramírez, quien es investigado por lavado de activos y tiene vínculos comerciales con la Universidad Alas Peruanas.

Esta es historia desconocida de los terrenos en Ica de Elías Ávalos: una nueva entrega de la serie investigativa Patrimonio S.A. de Convoca.pe sobre las propiedades y negocios que declaran y ocultan los congresistas del Perú.

 

Fundo  “Normita” ubicado en el sector Yanquiza del distrito San Juan Bautista (Ica).

 

El territorio de “Normita”

En setiembre de 2005 una mujer llamada Norma Euribe Bolívar solicitó inscribir como suyo el fundo “Normita” ubicado en el sector Yanquiza del distrito San Juan Bautista ante el Proyecto Especial de Titulación de Tierras y Catastro Rural (PETT). Apelaba al decreto legislativo 667 según el cual cualquiera que siembra un predio de forma continuada y pacífica por más de cinco años puede registrarlo como propio. Adjuntó un certificado de posesión emitido a su nombre por la Municipalidad Distrital de San Juan Bautista. Para verificar la posesión de Euribe sobre el terreno, el PETT recabó las declaraciones firmadas de varios vecinos. Seis pobladores de Yanquiza presentaron un escrito señalando que ellos ocupaban esas tierras desde hace décadas, pero no los tomaron en cuenta por falta de pruebas. El abogado Freddy Barahona Morón, apareció en la historia como el verificador legal que revisó el expediente y firmó en señal de conformidad. Con todo esto el terreno fue adjudicado a Norma Euribe gratuitamente.

Los problemas empezaron en julio de 2008 cuando el verificador legal Fredy Barahona denunció ante la fiscalía penal de turno de Ica que habían falsificado su firma y su huella digital en el expediente de adjudicación del terreno. “Nunca he suscrito ni he verificado legalmente los expedientes administrativos sobre la inscripción de posesión y titulación de los referidos predios rurales”, escribió en su denuncia ante el Ministerio Público. Y acusó del fraude al entonces jefe de saneamiento legal del PETT, Daniel Jurado Azurín; a un verificador de Registros Públicos de Ica, Marco Antonio Quispe Mejía; y a Norma Euribe. Además, pidió que hicieran una pericia grafotécnica de las firmas para demostrar su posición. El Ministerio Público acogió la denuncia y solicitó a la Comisión de Formalización de la Propiedad Informal (COFOPRI), que asumió las funciones del PETT, que le entregara una copia del expediente “Normita” para hacer el peritaje. COFOPRI nunca respondió y la Fiscalía tuvo que archivar la investigación.


Norma y Pablo Ernesto Euribe Bolívar, ambos están relacionados a la universidad y a las propiedades de Elías Ávalos.

En noviembre de 2011 pasó otro hecho extraño de acuerdo con los documentos a los que tuvo acceso Convoca.pe: la División de Investigación Criminal de Ica entrevistó a seis vecinos que supuestamente testimoniaron a favor de Norma Euribe ante el PETT. Todos negaron haber firmado los testimonios y pidieron que se esclarezca el asunto.“No he firmado ningún documento”, dijo, por ejemplo, Carolina Fajardo Peña, una ama de casa de 41 años. “Nunca he firmado ningún documento a favor de esta persona, menos conozco la propiedad que me dice [el fundo ‘Normita’]”, declaró Juan Alberto Huamán Ormeño, un agricultor de 50 años. “No es mi firma”, zanjó Rosa Gutiérrez Torres, de 41 años, cuando le mostraron el documento supuestamente rubricado por ella. Los agentes citaron a Euribe para el 3 de febrero de 2012 y le mencionaron estas irregularidades. Ella respondió: “Fueron estos señores de la oficina del PETT quienes deben haberlos identificado como vecinos y yo debo haberlos nombrado, no recuerdo a quiénes por el tiempo transcurrido”. Este asunto no trascendió.

Norma Euribe le vendió el predio a José Luis Elías por 333 mil 887 soles. Fue en marzo de 2010. Sin embargo, desde el 29 agosto de 2007 ya existía un contrato por cesión de uso entre Euribe Bolívar y la Universidad San Juan Bautista, fundada por el parlamentario. En el documento, se indica que el predio fue cedido por diez años en los que la universidad abonaría mil soles mensuales por el uso del terreno. En el contrato, también se menciona a Euribe Bolívar como promotora de la Asociación Universidad Privada San Juan Bautista por lo que la cesión se realizó a “título oneroso”.

La relación entre el congresista José Luis Elías Ávalos y Norma Euribe no nació precisamente a partir de la transacción denunciada de este terreno. Se remonta a varios años atrás. A mediados de los 90, el parlamentario compartió con Euribe Bolívar, el consejo directivo de la Asociación Promotora San Juan Bautista, instititución fundadora de la universidad del mismo nombre. 

 

Registro que da cuenta que Norma Euribe conocía a congresista Elías Ávalos desde mediados de los 90.

El fundo “Normita” ha incrementado su valor desde inicios de 2012, cuando Elías Ávalos ya ocupaba un escaño en el Parlamento. El congresista acudió a la Municipalidad Distrital de San Juan Bautista y cambió la categoría del predio, de rústico a urbano. Con esta modificación el valor de la propiedad se disparó. Para 2013, el municipio estimaba que el terreno valía S/.3 millones 329 mil 724. Y hoy, la mujer que le vendió el preciado fundo “Normita” y con quien aparece vinculado desde la década de los 90, es la gerente de Logística de su universidad. Para más detalles, Norma Euribe Bolívar también aparece en registros públicos como dueña de otra veintena de predios rústicos en el mismo distrito de Ica que se beneficiaría por el proyecto de ley que propone el legislador y empresario. Estos predios fueron adquiridos por herencia de sus padres y los comparte con sus hermanos Víctor Eduardo, Carmen Rosa y Pablo Ernesto. Este último actual director de supervisión académica de la Universidad San Juan Bautista.

No solo la universidad une a Pablo Ernesto Euribe Bolívar con el congresista Elías Ávalos. De acuerdo con una escritura pública de marzo de 2014, Euribe Bolívar donó un predio al parlamentario valorizado en 1 millón 500 mil soles. La propiedad está ubicada en el distrito iqueño de Salas y cuenta con un área de más de 229 hectáreas. Salas está considerada como una de las zonas afectadas por el terremoto de 2007, según un mapa de peligros elaborado por el Instituto Nacional de Defensa Civil (Indeci).

Amenazas y disputas

En el distrito San Juan Bautista hay quienes no ven con buenos ojos al legislador. En setiembre de 2005 un grupo de 33 vecinos envió una carta a la dirección regional de agricultura de Ica para expresar su molestia por el comportamiento de los vigilantes “que están contratados por los hermanos José Luis (congresista de salida) y Miguel Ángel Elías Ávalos (parlamentario electo que juramentará el 28 de julio)”. “Hemos encontrado en múltiples oportunidades a esos supuestos guardianes, que son personas de malvivir, sustrayendo madera y frutos de panllevar”, denunciaron.

Queja de vecinos enviada a la dirección regional del Ministerio de Agricultura de Ica.

Pero el caso del fundo “Normita” no es el único que pesa sobre Elías, el año pasado hubo otro incidente en el fundo “Gentilar”, de la familia Vásquez Ruiz. El 7 de agosto de 2015 ocho hombres violentos ingresaron al predio y se encerraron con candado. Luego prendieron fuego en una construcción que había al interior. Leonor Vásquez Ruiz fue a la comisaría del sector y trajo a un policía que redactó un parte sobre la agresión. Los invasores, que aducían ser dueños de esas tierras, no le abrieron las puertas al efectivo. Al día siguiente, a las cinco y media de la mañana, Máximo Ávila Ortiz, que según Leonor es vigilante de los terrenos de Elías, tocó la puerta de su casa y se ofreció a ayudarla a desalojar a los delincuentes. “Lárgate de aquí”, recuerda ella que le respondió.

Leonor Vásquez cuenta que una semana atrás el propio congresista fue al restaurante de un hermano de ella en Lima, en el distrito de San Borja, y le dijo que quería saber con qué número de partida figuraba el fundo “Gentilar” en Registros Públicos. El predio está inscrito a nombre de la madre: María Isabel Ruiz viuda de Vásquez. “Mi hermano le dijo: ‘¿Por qué te voy a dar yo lo que es de mi madre?’. ‘No, quiero ver cómo está registrado’, respondió Elías Ávalos, asegura Leonor a Convoca.pe. A ver, ¿por qué un congresista va a preguntar eso? ¿Qué le interesa a él el terreno de uno?”, cuestiona. Ella recuerda que el parlamentario se fue del restaurante y una semana después ocurrió la invasión al predio de los Vásquez.

Convoca.pe buscó, de manera reiterada, la versión de José Luis Elías Ávalos. Al final, logramos hablar con su asesor, Miguel Ibarra, quien informó que el parlamentario ha decidido no brindar ninguna declaración hasta después del 28 de julio. “Cuando deje de ser congresista va a dar todas las entrevistas que considere pertinentes”, apuntó. 

Elías Ávalos es el congresista con mayor número de bienes, según las declaraciones juradas detalladas de 2011, 2012 y 2013 de los 130 congresistas a las que accedió Convoca.pe. En 2013, el parlamentario fujimorista reportó 50 bienes inmuebles y una camioneta Toyota del año 2008. Los inmuebles se dividieron en 8 casas (3 en Lima, 3 en Cañete y 2 en Ica), 1 departamento en San Isidro y 37 terrenos (34 en el distrito de San Juan Bautista, en la provincia de Ica; 2 en Chincha y 1 en la región San Martín). 

Ese 2013, también declaró 4 concesiones mineras en el distrito de Salas, Ica, que juntas sumaron 1600 hectáreas aunque a la fecha los petitorios se encuentran archivados, de acuerdo con el Sistema de Derechos Mineros y Catastro del Instituto Geológico, Minero y Metalúrgico (Ingemmet). Como se ve, el sur chico ha sido la zona favorita del congresista. 

 

Bienes e ingresos de José Luis Elías en la herramienta #RastreadorPolítico.

El valor total del patrimonio del legislador también creció en 199%, entre 2011 y 2014. Cuando entró al cargo en 2011 tenía bienes declarados por 2 millones 256 mil 390 soles y, tres años después, sus propiedades llegaron a se registrados por un valor de 6 millones 753 mil 347 soles. Las declaraciones juradas de bienes, ingresos y rentas de 2015 de José Luis Elías Ávalos no aparecen hasta hoy en la página web del Congreso de la República ni de la Contraloría General de la República, a pesar que los legisladores están obligados a reportar su patrimonio en julio de cada año.

Información privilegiada

El caso de los terrenos en Ica no es el único que evidencia dónde están los intereses empresariales del congresista José Luis Elías Ávalos. El 11 de julio de 2012, el parlamentario apoyó un proyecto de ley presentado por Carlos Tubino para ampliar los beneficios tributarios a empresas que ofrecen servicios de transporte aéreo de "pasajeros y/o carga desde o hacia Pucallpa (Ucayali)". Y resultaba que Alberto Carlos Diez Canseco Oviedo, quien fue miembro del primer directorio de la Universidad San Juan Bautista, es gerente general de la aerolínea Air Perú Express S.A.C. que está inscrita precisamente en Ucayali. Según una investigación de El Comercio, la empresa que gerencia Diez Canseco Oviedo aparece en las planillas contables de la presunta red criminal de Rodolfo Orellana, con un pago de 450 mil dólares.  El hijo del congresista, Rodrigo Alonso Elías Roca, era apoderado de Air Perú Express S.A.C.

El proyecto de ley fue finalmente archivado en la Comisión de Comercio Exterior y Turismo en abril de 2013. Sin embargo, Convoca.pe revela hoy otro hecho que evidencia las prioridades del congresista. Como miembro de la Comisión de Educación, Juventud y Deportes, el legislador se opuso a la nueva Ley Universitaria N° 30220, que planteaba una reforma integral de la educación superior. Tenía razones personales en su calidad de accionista de la Universidad Privada San Juan Bautista. 

Propiedad en San Borja declarada por José Luis Elías, la segunda vivienda más costosa reportada por el legislador hasta 2013. Foto: Roy Zumarán/Convoca.pe.

Una de las medidas que ha implementado la reforma universitaria es prohibir que las universidades privadas cambien su personería jurídica de asociación civil sin fines de lucro a sociedad comercial. Así, medio año antes de aprobarse el proyecto de ley en julio de 2014, Elías Ávalos tomó sus previsiones: cambió discretamente la personería jurídica de su universidad. Ahora es una sociedad comercial anónima cerrada. 

¿Cómo lo hizo y para qué sirvió? El 21 de diciembre de 2013, los entonces representantes legales de la Asociación Universidad Privada San Juan Bautista, Alberto Carlos Diez Canseco Oviedo (el mismo de Air Perú Express S.A.C.) y Norma Euribe Bolívar (la misma mujer del terreno en Ica y gerente de Logística de la Universidad), firmaron el cambio que permitió que la universidad sin fines de lucro pasara a ser una sociedad comercial. A partir de ese momento, la empresa educativa no tendría que reinvertir las ganancias en la institución y podría repartir las utilidades entre los accionistas. Para cuando se promulgó la nueva Ley Universitaria, el 8 de julio del 2014, la San Juan Bautista ya era otra.

Elías Ávalos aparece como presidente del directorio de la Universidad Privada San Juan Bautista, a pesar de estar impedido por ley. Fuente: Sunarp.

Durante la inscripción de la Universidad San Juan Bautista como sociedad comercial se declaró un capital social de 2 millones 881 mil 720 soles. Y se consignaron tres accionistas: la Asociación Promotora San Juan Bautista, con acciones por 979 mil 967 soles; José Luis Elías Ávalos, con acciones por 950 mil 967 soles; y su exesposa María del Rocío Carmen Teresa Roca Graña, con acciones por 950 mil 967 soles. En aquella operación Elías asumió el cargo de presidente del directorio.

Poco le importó al congresista que en el inciso ‘b’ del artículo 20 del Reglamento del Congreso diga: “Durante el ejercicio del mandato parlamentario, los congresistas están prohibidos de adquirir acciones o aceptar cargos o representaciones en las empresas señaladas en el artículo precedente”. El artículo precedente menciona, entre otras, a empresas que prestan servicios públicos, como las universidades. Ese mismo artículo también señala que el cargo de parlamentario es “incompatible” con el de miembro del directorio de una empresa que da servicios públicos. Sin embargo, para Elías Ávalos, el congresista y empresario que juró legislar en nombre de los intereses del Perú, la ley no es un impedimento.

 

 

*En la elaboración de este reportaje participaron los periodistas Gonzalo Torrico, Ghiovanni Hinojosa y Aramís Castro. El informe forma parte de la serie investigativa Patrimonio S.A.

Conoce cómo se investigó Patrimonio S.A.

Rastrea a los congresistas de tu región:

Accede al especial aquí: