A pesar de la medida presidencial, en el Congreso la mayoría fujimorista y sus aliados políticos aprobaron la suspensión del mandatario Martín Vizcarra en su cargo por 12 meses y en su lugar juramentaron a la vicepresidenta Mercedes Aráoz como nueva jefe de Estado. En Palacio de Gobierno, los comandantes de las Fuerzas Armadas y de la Policía Nacional expresaron su respaldo a Vizcarra.

 

El presidente de la República, Martín Vizcarra, en un mensaje a la Nación, anunció la disolución del Congreso de la República al considerar que la cuestión de confianza en relación a la elección del Tribunal Constitucional que solicitó el jefe del gabinete ministerial, Salvador del Solar, en horas de la mañana, fue rechazada.

El mandatario indicó que el legislativo presentó hoy la tercera cuestión de confianza desde que él asumió la Presidencia y que el Parlamento negó de forma fáctica la confianza al gobierno.

Agregó que lo incidentes ocurridos en el Legislativo que buscaron impedir el ingreso de Salvador del Solar al Pleno del Parlamento para exponer la cuestión de confianza "subrayan la desvergüenza de la mayoría parlamentaria, trabajando para blindar a los suyos".

 

 

 

Horas más tarde del anuncio presidencial, a pesar de la medida dispuesta, la legisladora fujimorista Yeni Vilcatoma presentó una moción para declarar la "incapacidad temporal" durante 12 meses del presidente de la República por "propiciar la ruptura del orden constitucional", la que fue aprobada por el Pleno por 86 votos a favor, con la mayoría de la agrupación del fujimorismo y sus aliados políticos. Los  votos fueron de las bancadas de Fuerza Popular, Apra, Acción Popular, Contigo, APP, Unidos por la República, entre otros. 

 

2
Mercedes Araoz junto a Pedro Olaechea dirige un mensaje al Congreso. Foto: Congreso

 

Tras esa votación, la vicepresidenta Mercedes Aráoz fue nombrada presidenta de la República "encargada", quien en su exposición dijo que llamará a una comisión de la Organización de Estados Americanos (OEA) para que que contribuya a un "espacio de reconciliación y diálogo profundo".

Pocos minutos antes, el decreto supremo para disolver el Legislativo había sido publicado en una edición extraordinaria del diario oficial El Peruano.

Alrededor de las 10 de la noche, fuentes palaciegas difundieron que los comandantes generales de las Fuerzas Armadas y de la Policía Nacional acudieron a Palacio de Gobierno para respaldar la gestión de Vizcarra. Mientras que en el Parlamento, legisladores fujimoristas y de agrupaciones políticas afines permanecían en la sede de este poder del Estado.