FÁBIO SALVADOR: “EN LAVA JATO PODEMOS HABLAR DE MILES DE MILLONES DE SOBORNOS”

Coordinador de los peritos del caso Lava Jato de la Policía Federal de Curitiba cuenta a Convoca las revelaciones que vendrán en 2017 sobre los pagos de sobornos de Odebrecht y otras empresas brasileñas en Perú y América Latina
Fábio Salvador es el perito líder de la operación Lava Jato en Curitiba. Foto: Milagros Salazar/Convoca

 

Por Milagros Salazar

Publicado el 29 de enero de 2017

Curitiba, Estado de Paraná.- En el cuarto piso del robusto local de la Policía Federal de Curitiba, están resguardados millones de documentos incautados en la operación Lava Jato que van a reescribir la historia de la corrupción en América Latina y que constituyen la prueba técnica irrefutable que confrontará las confesiones de los 77 directivos de Odebrecht sobre las coimas pagadas en una docena de países, entre ellos Perú. El volumen del material analizado es comparable a 250 millones de biblias digitalizadas, que apiladas representan 12 mil 500 kilómetros. Y según el líder del equipo de los peritos de la Policía Federal de Curitiba que evalúan  estas pruebas, Fábio Salvador, aún el trabajo se encuentra en una “etapa preliminar”. El reto es monumental. Hace pocas semanas los diarios de Brasil aseguraron que hay 30 millones de documentos del caso Lava Jato, pero Salvador asegura que existe “30 veces más que eso”.

Son 14 peritos con especializaciones en informática, contabilidad, ingeniería y otras disciplinas, que trabajan a tiempo completo en Lava Jato, otros 20 que se reparten entre este caso y los que llegan diariamente a la Policía Federal de Curitiba, y unos 90 peritos de otros Estados de Brasil que han colaborado según sus especialidades para analizar el material incautado: más de mil pendrives, más de 700 celulares, más de 500 computadoras, entre otros soportes informáticos y documentos (Ver infografía). Son más de un centenar de expertos que se han involucrado en esta operación que ha puesto en jaque a gobiernos, presidentes y ministros.

Fábio Salvador cuenta a Convoca el trabajo realizado hasta el momento por su equipo luego de casi tres años de iniciarse la operación Lava Jato y lo que vendrá en 2017.

 

¿Qué papel va a jugar la prueba técnica en este momento en la operación Lava Jato luego de las confesiones de los 77 ejecutivos de Odebrecht?

Nosotros siempre supimos que la prueba técnica iría por su lado estable, perenne, pasible de una respuesta científica. Después que todo entusiasmo termine por las delaciones (las confesiones de los ejecutivos de Odebrecht a cambio del beneficio de la reducción de la pena), lo que queda es lo que puede ser sustentado por el método científico. Es una filosofía que debe estar implantada en toda la sociedad para que pueda establecerse la justicia.

 

Nos guste o no el resultado de la prueba técnica…

Somos exentos, no podemos inclinar la balanza a un lado o a otro. Como decimos en Brasil, no somos ni rojos ni azules. Nosotros somos según la verdad técnica científica que puede ser comprobada, no por opiniones. Porque de lo contrario, nunca más habrá justicia. Estamos en la línea de la verdad. Si lo que fue confesado es verdad la prueba técnica lo va a demostrar y si fue mentira la prueba técnica también lo hará.

 

 

      “Cualquier monto que se diga sobre el pago de sobornos aún es precipitado.Pero lo que sí podemos hablar es  de miles de millones de sobornos.

 

 

¿Hay muchas mentiras en las delaciones?

No sabemos. No nos preocupamos en conocer las afirmaciones subjetivas, incluso nosotros no las escuchamos para no influenciar nuestro trabajo técnico.

 

En diciembre, el Departamento de Justicia de Estados Unidos hizo pública información sobre el pago de sobornos de Odebrecht a funcionarios en Perú por unos 29 millones de dólares, entre diversos montos en otros países. ¿Es posible probar que los pagos de las coimas son mayores al revisar las planillas de sobornos incautadas (en las computadoras, USB, entre otros soportes informáticos) como se sospecha debido a los millonarios costos de las obras?

Lo que nosotros aprendimos fue que la escala de montos en la operación Lava Jato no se limita a millones sino a miles de millones. Cuando nosotros descubrimos sospechas o indicios de 10 millones, 20 millones…son cosas pequeñas si se compara con lo que ha aparecido. Los números son más grandes de lo que sospechábamos antes.

 

      “Hay mucha información de esta oficina de pagos de sobornos de Odebrecht que falta ser analizada y hay mucha gente escondida detrás de estos hechos

 

¿De cuánto estamos hablando en pagos de sobornos solo en Brasil?

Cualquier monto es muy preliminar. Pero multiplique el número de obras, el número de gente envuelta en esas obras y de años que pasaron para que esas obras se construyeran. Aquí en Brasil hubo grandes eventos como la Copa del Mundo y las Olimpiadas que anestesiaron todos los gastos que pudieron haberse hecho y hoy todas las obras de las olimpiadas están suspendidas. Por eso los valores, los montos, son muy preliminares. Habrá muchas sorpresas en 2017. Un diario de Brasil publicó que ya se estaba hablando de trillones de reales envueltos, no de sobornos pero sí de dinero involucrado de dónde vinieron las coimas. El PBI de Brasil es más 5 mil millones de reales y ya se habla de un movimiento financiero de 7 billones de millones de reales por Lava Jato. Cualquier monto que se diga sobre el pago de sobornos aún es precipitado. Pero lo que sí podemos hablar es de miles de millones de sobornos.

 

¿En 2017 puede haber muchas sorpresas debido a información nueva que falta procesar?

Sí porque cuando comenzamos la operación Lava Jato encontramos una sorpresa tras otra. Por eso ahora yo estoy previendo que tendremos muchas sorpresas si se analiza el pasado reciente: no imaginábamos que llegaríamos donde estamos hoy y ahora tampoco podeos imaginar que estamos en el final del camino. Todavía hay mucho por depurar.

 

¿Aún continúan analizando los documentos incautados en la División de Operaciones Estructuradas, la oficina de Odebrecht desde donde se gestionaron los pagos de sobornos?

Eso fue descubierto a inicios de 2016. Empezó a aparecer en esos días las primeras evidencias de que había una secretaría para pagar sobornos, una cosa institucionalizada para eso. Fue una tremenda hipocresía que nos puso a todos en shock. Nosotros pensábamos que los sobornos eran una cosa que debía mantenerse escondida y no institucionalizada. Había funcionarios contratados con altos salarios para trabajar en ese sector.

 

“Yo tengo la convicción personal de que Marcelo Odebrecht no era el único responsable (en la organización de los pagos de sobornos) y no va a asumir solo las responsabilidades”

 

¿Y por qué se llamó la División de Operaciones Estructuradas?

Porque era un nombre muy simpático, muy inocente ¿no? Claro, para decir: ‘Yo trabajo en la oficina de Operaciones Estructuradas’. Y si preguntaban, ‘¿qué haces ahí?’. Podían responder: ‘Yo hago negocios internacionales’. Qué buen nombre. Por eso es que creo que en 2017 tendremos más sorpresas. Hay mucha información de esta oficina que falta ser analizada y hay mucha gente escondida detrás de estos hechos.

 

¿Qué porcentaje se habrá analizado de esos documentos?

Yo diría que ni la mitad. Esa oficina es uno de varios asuntos que tenemos que estudiar. Pueden aparecer otras cosas impresionantes.

 

¿En qué momento estamos de esta caja de Pandora?

-Brasil tiene 500 años de su descubrimiento. La operación Lava Jato dos años y medio, entonces aún estamos en el inicio. Tenemos todavía que analizar los casos de los Estados, los municipios. Existe toda una estructura política que durante todos estos años no se mostró. Eso lo afirmo usando apenas mi lógica, mi experiencia de trabajo y mi visión de la sociedad. Nosotros tenemos las mejores constructoras del mundo y tenemos las peores carreteras del mundo. Entonces la lógica empieza a mostrar que una cosa muy errada está en el seno de la sociedad. Es una opinión personal.

 

¿En 2017 también se podría conocer que Marcelo Odebrecht no era el único líder de esta organización de corrupción?, ¿puede haber otros?

Sin duda, era la persona más visible de un sistema que está comenzando ahora a descubrirse. Yo tengo la convicción personal de que él no era el único responsable y no va a asumir solo las responsabilidades.

Detención de Marcelo Odebrecht, exdirector de la constructora brasileña Odebrecht. Foto: AFP.

 

Nosotros estamos mirando a Brasil como el país que tiene en una caja fuerte las pruebas que queremos conocer. ¿Cuánto nos va a servir la información que ustedes están analizando como pruebas para procesar a los funcionarios peruanos?

Eso va a depender del interés de los países en pedir las informaciones. Puede ser que también se tenga el interés de que todo se mantenga cerrado aquí en Brasil.

 

En Perú no se confía en la justicia peruana.

Cuando comenzó Lava Jato aquí también teníamos una gran desconfianza y continuamos. Cada paso que nosotros estamos dando es para un camino más virtuoso. Es una tarea para otras generaciones. Yo tengo un gran cariño por América Latina. Sería muy importante para mis colegas de otros países que vean lo que tenemos aquí. También vamos a ayudar a fiscalizar a distancia.

 

Los exámenes hechos por nuestros contadores han demostrado que existen otros campos económicos (como el sector inmobiliario y el mercado de capitales) que pueden estar envueltos y que aún no han sido abordados en la investigación

 

¿Hasta ahora no hay peritos de otros países que se hayan acercado a ustedes?

No, de ningún país. Todavía no llegó el calor de la prueba técnica, aún estamos mirando las delaciones. Vamos a empezar a mirar la prueba técnica cuando veamos que incluso en Perú también hay mentiras. Cuando comiencen las respuestas, cuando comience el juego político para intentar desacreditar las delaciones, ahí va a sobrar la prueba técnica. Que aprendan de nuestros laudos (informes de los peritos) y también nosotros queremos aprender de los laudos de los otros países.

 

¿Cómo se han organizado los peritos que tiene a su cargo para procesar tanta información y cuáles han sido los desafíos?

El sistema que hemos implantado es tradicional. Primero trabajamos con los materiales en bruto que es todo aquello obtenido por las operaciones policiales, los materiales de informática y los documentos que se han obtenido por las operaciones. Primero tenemos un trabajo de informática, después que ese trabajo es garantizado y estructurado, trabajamos con colegas del área contable y de ingeniería que hacen los análisis para pasarlo al equipo de investigación. Nosotros tenemos los agentes policiales y los delegados que usan las pruebas técnicas estructuradas para sus análisis. Los 34 que estamos trabajando en Lava Jato en la Policía Federal de Curitiba (además de 90 peritos de otros Estados que colaboran) son fundamentalmente de informática, contabilidad, economía y de ingeniería. También hemos trabajado con especialistas de electrónica, de cosas curiosas, y hasta de drogas.

(Hay unos 50 policías que analizan las pruebas técnicas para el caso Lava Jato y ocho delegados que elaboran las relatorías que son enviadas a la Justicia Federal, que en este caso van dirigidas al juez Sergio Moro que está a cargo de la investigación, para recomendar detenciones o sustentar allanamientos)

 

 

Tengo entendido que ustedes ahora pedirán la participación de más economistas para el análisis de las pruebas en esta etapa. ¿A qué se debe esto?

Porque los exámenes hechos por nuestros contadores han demostrado que existen otros campos económicos que pueden estar envueltos y que aún no han sido abordados en la investigación. Entonces el conocimiento de la macroeconomía es importante…

 

Estamos hablando de mercado de capitales, negocios inmobiliarios…

Todo tipo de actividad económica parece estar relacionada con la operación Lava Jato.

 

¿Eso es solo en el caso de Odebrecht o de las otras empresas investigadas en Lava Jato (como Camargo Correa)?

De todas.

(Los negocios inmobiliarios de Odebrecht también están vinculados con Perú. La revista Veja.com de Brasil reveló que el director de Recursos Humanos de Odebrecht, Enio Andrade Ribeiro, aseguró a las autoridades de la justicia brasileña que la empresa tiene interés en invertir en el mercado inmobiliario en Perú y que realizará las primeras conversaciones con representantes de este sector en nuestro país. De acuerdo a estas informaciones, el responsable de estas negociaciones será el director de Realizaciones Inmobiliarios de Odebrecht, Rodrigo Costa Melo, para quien la empresa solicitó a la justicia brasileña, la devolución del pasaporte porque tenía reuniones entre el 16 y 19 de enero. En respuesta, el coordinador del Ministerio Público del caso Lava Jato, Deltan Dallagnoll, se opuso a este pedido, según la revista brasileña Época.

Odebrecht Inversiones Inmobiliarias SAC está inscrita en registros públicos de Lima desde junio de 2012, según información revisada por Convoca).

 

¿Qué ha significado para usted la operación Lava Jato en su trayectoria profesional?

Una esperanza. Esa esperanza que nosotros tenemos cuando somos niños sobre la justicia, la libertad. Espero que la generación de mi hija y mis nietos puedan tener una visión más clara de lo que sucede con nuestro trabajo, con nuestra familia. Tengo esperanza que después de Lava Jato tengamos más justicia para la sociedad. Parece una frase hecha, una cosa obvia, pero es lo que creo. Tenemos que ser más justos, más honestos, menos codiciosos. Si conseguimos que Lava Jato permita eso, será una realización de mi vida.