CÓMO SE DEJÓ DE USAR LOS FONDOS PARA EMERGENCIA EN EL NORTE DEL PERÚ

En 20 municipalidades de Lambayeque, Piura y Tumbes, las regiones más afectadas por las inundaciones en febrero y marzo últimos, no se había previsto inicialmente tener un presupuesto para enfrentar desastres naturales durante 2017
Carretera hacia la ciudad de Piura. Foto: Luis Rodríguez Sánchez.

 

El Congreso decidió el martes último —a partir de una iniciativa del Poder Ejecutivo— el inicio de un proceso de reconstrucción en las zonas afectadas por los desastres naturales que han perjudicado a más de un millón de personas en el país. Pero antes, en febrero y marzo de este año, el Ministerio de Economía y Finanzas ya había aprobado un incremento de 100 mil soles adicionales al presupuesto de cada municipio de tres regiones norteñas destinado a  la atención de emergencias por desastres. Convoca.pe, en alianza con el portal Miraporellos.com, conoció cómo se vienen ejecutando estos montos en las municipalidades de las regiones más golpeadas por las inundaciones y huaicos.  

 

Por Jesús León, Larcery Díaz y Mariana Quilca
Con la colaboración de Aramís Castro
Publicado el 28 de abril de 2017

 

Con la ley para la reconstrucción, aprobada esta semana por el Congreso, el gobierno ha trazado su plan para recuperar las zonas afectadas del país durante los últimos meses por los desastres naturales, que ya ha perjudicado a más de un millón de personas.

Esta medida se suma al Decreto de Urgencia Nº 002-2017 —emitida en febrero—, mediante el cual se tenía previsto atender de forma inmediata actividades de emergencias ante la ocurrencia de lluvias y peligros asociados, producidos hasta el 30 de abril de 2017, en zonas declaradas en estado de emergencia. 

Las regiones Lambayeque, Piura y Tumbes fueron declaradas en emergencia y cada gobierno local (municipalidad) incorporó 100 mil soles a su presupuesto institucional para enfrentar los desastres, luego de la aprobación del Ministerio de Economía y Finanzas (MEF). Es decir, los fondos de cada municipio se incrementaron con la finalidad de afrontar la emergencia y ser utilizados en proyectos de inversión vinculados a protección, ordenamiento, reforzamiento de infraestructura, fortalecimiento de capacidades, entre otros.

Si bien esta inyección ha representado un aumento para las arcas municipales del norte peruano, 20 distritos de Lambayeque, Piura y Tumbes —las regiones más afectadas— no consideraron inicialmente para su presupuesto de 2017 los montos para la “reducción de vulnerabilidad y atención de emergencias por desastres”. Esta ausencia en el presupuesto se detectó luego del análisis de Convoca y Miraporellos.com a partir de la construcción de una base de datos con cifras oficiales del portal de transparencia del MEF, entregadas por 116 municipios de las regiones afectadas.  

Hasta el 23 de abril, esta veintena de municipalidades habían gastado en promedio 59 por ciento del presupuesto para emergencias. En algunos casos, como el de los distritos de Picsi (Lambayeque) y Matapalo (Tumbes), se ha gastado menos del 35 por ciento del total (más información en gráfico). 

Distrito de Túcume en la región Lambayeque. Foto: Luis Rodríguez Sánchez. 

El fenómeno El Niño se presenta cada dos a siete años y su intensidad varía, las aguas del océano Pacífico pueden estar con una temperatura más elevada de lo usual. Los especialistas ya anunciaban a mediados de 2014 que un fuerte fenómeno —similar a El Niño de 1997— se presentaría en las costas peruanas. Estas alertas, sin embargo, parecen no haber sido tomadas en cuenta por las autoridades de distritos declarados hoy en emergencia. 

 

Convoca se comunicó con Epifanio Cubas Coronado, alcalde de José Leonardo Ortíz, uno de los distritos más afectados por las lluvias en Chiclayo (Lambayeque), para conocer las razones por las que no se consideró inicialmente un presupuesto para enfrentar las emergencias por desastres, situación presentada en otros siete distritos lambayecanos.

Cubas, además de confirmar el hecho, adujo que no se incluyó ese gasto debido a que la comuna “está en quiebra” y tenía otras prioridades, como el pago de deudas administrativas por la contratación de personal. Sobre la ejecución de los fondos aprobados por el MEF, señaló que hasta la fecha se ha gastado en cisternas y motobombas para el traslado de brigadas, pero que su distrito —que cuenta con cerca de 300 mil habitantes— no ha tenido “obras de pavimentación” por lo que la situación se había agravado.


Epifanio Cuba, alcalde de José Leonardo Ortíz, uno de los distritos más afectados por las lluvias en la región Chiclayo. Foto: Correo. 

Convoca se comunicó con 20 municipios, entre oficinas de defensa civil y autoridades, para conocer las razones de no haber considerado en un inicio gastos para emergencias y saber en otros casos cómo estaban usando los fondos aprobados por el MEF. Solo tres atendieron nuestras consultas. Además de Cubas, respondieron el responsable de Defensa Civil del distrito de Tumbes, Percy Neyra, y el gerente de planeamiento y presupuesto de Chiclayo, Juan Baquedano Bances. Ambos coincidieron en que las partidas para emergencia básicamente se han usado para la adquisición de motobombas para mejorar el drenaje del agua.

En la región Lambayeque, hasta el 24 de abril reciente, las municipalidades reportaron un gasto de al menos el 36% de los fondos destinados para afrontar las emergencias. Esta región ha tenido cerca de 30 mil damnificados, según los últimos reportes del Centro de Operaciones de Emergencia Nacional (COEN).

 

Pueblo joven Bolívar en la ciudad de Chiclayo. Foto: Luis Rodríguez Sánchez.

 

Tormenta piurana

En Piura, considerada la región más golpeada por las inundaciones, siete distritos no programaron un sol para su presupuesto inicial para emergencias. Estos fueron Morropón, San Juan de Bigote, Santo Domingo, Yamango, La Huaca, Bellavista y Lancones. 

En esta región, el caso de la municipalidad de Huancabamba resulta particular. A pesar de haber tenido inicialmente 120 mil soles —y después con el incremento aprobado por el MEF, 320 mil— no ha utilizado ni un sol de su presupuesto destinado a emergencias por desastres según el reporte del portal del Ministerio de Economía y Finanzas. Convoca intentó comunicarse con las autoridades de esta comuna para conocer las razones de la falta de ejecución, pero no hubo respuesta hasta el cierre de este informe.

Desarrollar tareas de prevención desde 2015 y emplear adecuadamente los recursos asignados este año a las municipalidades del norte pone a prueba la capacidad de los alcaldes. En 2016, las municipalidades de Lambayeque, Piura y Tumbes ejecutaron en promedio el 65 por ciento del total de sus recursos para desastres. Ese año, el fenómeno El Niño no se presentó en la magnitud prevista. Varios gobernantes priorizaron otros rubros para el presupuesto 2017 a tal punto que 20 de los distritos no consideraron en un inicio montos para desastres. 

 

 

 

Escucha cinco testimonios recogidos por Convoca Radio a inicios de abril por reporteros de las regiones Ancash, La Libertad, Lambayeque, Lima y Piura*. 


Convoca
conoció que los presupuestos de emergencia no pueden ser planificados pero sí se cuentan con reglas que establecen cómo ejecutar el gasto en caso de desastres. Si bien los montos aprobados por Ministerio de Economía y Finanzas no son elevados, se pueden usar para asuntos puntuales como las compras de motobombas para eliminar el agua, calaminas para un albergue, botiquines, repuestos, tipos de maquinaria, cisternas, servicio de limpieza, entre otros.

Visión previsora

Gustavo Ávila, especialista en presupuesto público, considera que es importante saber que hay un proceso detrás de la ejecución de los montos. “Si la plata se la dieron a las autoridades hace 20 días o un mes, creo que estarán realizando una obra en 15 días”, señaló.

Convoca también conversó con funcionarios del MEF y conoció que la Contraloría hará una valoración posterior al gasto aprobado por el MEF, para conocer cómo se ejecuta el gasto. Además, habrán operadores de presupuesto de los gobiernos locales capacitados y funcionarios que también brindan asistencia técnica. 

Para la fiscalización de los gastos, la Contraloría General anunció a mediados de marzo que a través de 500 auditores, ubicados en las zonas de emergencia del norte del país, se orientará a los alcaldes sobre el uso correcto del fondo de emergencia.

La emergencia obliga una rápida acción de las autoridades pero la situación —como se evidencia con las cifras del presupuesto del MEF— ha ido en varios casos a paso lento. Ahora, existe una norma aprobada para la reconstrucción que espera el inicio de su implementación. 

*En la recolección de testimonios, el equipo de Convoca Radio tuvo la colaboración de los reporteros Fidel Quintana (Piura), Carlos Bustamante (Áncash), Pepe Flores (Lambayeque), Sonia Tello (Lima) Carlos Tume (La Libertad) y Andrés Vargas Chávez de Macronorte. Agradecemos por las coordinaciones a la Asociación Nacional de Periodistas. 

Lee también:

- Lluvia y desborde de ríos golpean a 76 distritos del Perú.