AUDITORÍA A ADENDA DE CHINCHERO MOTIVA CONTROVERSIA ENTRE LA CONTRALORÍA Y EL MEF

El contralor Édgar Alarcón anuncia acciones penales contra 10 funcionarios por modificación al contrato de concesión del aeropuerto internacional en Cusco

Por Convoca
Publicado el 22 de mayo de 2017

 

El informe de la Contraloría sobre la Adenda N°1 del contrato de concesión del aeropuerto de Chinchero —difundido hoy— generó una controversia técnica entre el ente de control y el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF) respecto a un supuesto perjuicio económico para el Estado por esta modificación.

Entre los hallazgos de la auditoría, informados por el contralor Édgar Alarcón en conferencia de prensa, se encuentra que la adenda iba a generar pérdidas al país por 40.6 millones de dólares (133 millones de soles).

Horas después, el MEF emitió un comunicado mediante el cual sostiene que la referida modificación al contrato del aeropuerto en Cusco no produciría un perjuicio sino un ahorro para el Estado de entre 245 millones de dólares y 340 millones de dólares.

“De la lectura del Informe de Auditoria se evidencia que el cálculo del perjuicio económico realizado por la CGR se basa en una comparación entre la Adenda N°1, con un documento interno de ProInversión (modelo económico), que no fue recogido por el contrato de concesión y que no fue de conocimiento de los postores”, se indica en el documento del ministerio.

 

Funcionarios denunciados

El contralor Alarcón también señaló que se iniciarán acciones penales contra 10 funcionarios, de los cuales seis son del sector de Transportes y Comunicaciones, dos del MEF y dos del Organismo Supervisor de la Inversión en Infraestructura de Transporte de Uso Público (Ositrán).

 “No hay ningún titular (de entidad) involucrado en el informe, son funcionarios que han estado vinculados directamente con la gestión administrativa y con la decisión de firmar la adenda”, sostuvo.

Cabe anotar que fue la viceministra de Transportes, Fiorella Molinelli, quien firmó la mencionada adenda junto a José Balta del Río, gerente general de concesionaria Kuntur Wasi, el 3 de febrero último, a pesar de la prohibición normativa de suscribir modificaciones del contrato durante los primeros tres años del contrato, que se firmó el 1 de julio de 2014 durante el gobierno de Ollanta Humala, según la auditoría del órgano de control.

Uno de los cambios al contrato que puso en el ojo de la tormenta la Adenda Nº1 fue la asignación de riesgos financieros.

Inicialmente el concedente asumía el 28,6% y el concesionario 71.40%. Tras la firma de la misma la situación cambió de forma desfavorable para el Estado ya que las cifras se invirtieron dándole el 80.73% al concedente y 19.27% al concesionario, cifras que generaron la discordante posición de Patricia Benavente, cuando era presidenta del Consejo Directivo de Ositrán, quien renunció al cargo 14 días antes de la firma de la adenda.

El aeropuerto internacional Chinchero, de Cusco, se gestó bajo el quinquenio de Ollanta Humala, en el 2014, valorizada en 520 millones de dólares.

Este tema causó que Martín Vizcarra renunciara hoy a su puesto de ministro de Transportes y Comunicaciones, tras anunciar el domingo pasado la resolución del contrato de concesión a Kuntur Wasi. Unos días atrás, Vizcarra, que además es vicepresidente de la República, había sido interpelado en el Legislativo por la misma adenda.

En tanto, la viceministra Molinelli, quien se ha quedado encargada del Ministerio de Transportes y Comunicaciones temporalmente, puso esta noche su cargo a disposición.