Nota

La offshore de Nicolás Lúcar

El periodista peruano y su esposa manajeron las finanzas del talk show Señora Ley a través de una empresa offshore. La sociedad transfirió $15,000 por asesoría financiera a firma de alto ex funcionario tributario de Perú

flecha

Publicado el 11 de abril de 2016
Por Patricia Vélez Santiago - Univisión Noticias


La historia, publicada por Univisión, vincula al periodista Nicolás Lúcar y su esposa Frances Crousillat en el manejo de las finanzas del talk show “Señora León” a través de una empresa offshore creada en las Islas Vírgenes Británicas. La oficina de Mossack Fonseca en Perú buscó, de acuerdo a la investigación de Univisión, la manera de evitarle el pago de impuestos por su salario al matrimonio Lúcar - Crousillat, mediante el uso de una tarjeta de débito. En declaraciones a Univisión, Lúcar confirmó la creación de la compañía e indicó que no ha tenido actividades desde hace años."Era una operación absolutamente legal, ahí no había cuentas secretas", señaló el periodista.


En octubre de 2005, la productora televisiva de Perú Tafi Producciones trabajaba a toda marcha en el talk show “Señora León”, conducido por la actriz y cantante mexicana Laura León.

La gerente de Tafi, Frances Crousillat, había logrado venderlo en el exterior a través de un acuerdo con la firma Frecuencia Latina International Inc, subsidiaria del canal peruano Frecuencia Latina, en cuyos estudios de Lima se grabaría el programa.

El objetivo era replicar en el mercado hispano de Estados Unidos y en otros países latinoamericanos el éxito logrado por otro talk show peruano conocido por las cachetadas y sillas que volaban en el set: el de Laura Bozzo.

Meses después, para la primavera de 2006, "Señora León" se estrenaba en las pantallas. En ese momento, Crousillat y su esposo, el conocido periodista Nicolás Lúcar, contactaron al bufete panameño Mossack Fonseca, situado hoy en el ojo del huracán tras la filtración de millones de documentos que desnudaron los entramados de cientos de empresas offshore creadas en paraísos fiscales.

Imagen
El 2 de septiembre de 2011, Mossack Fonseca designó a Jorge Arturo Nicolás Lúcar de la Portilla como director de Chester Investments Assets.

El matrimonio quería abrir una cuenta en un banco en Panamá a nombre de Chester Investments Assets Ltd., una sociedad creada en diciembre de 2004 en las Islas Vírgenes Británicas, archipiélago caribeño conocido por sus laxos controles financieros.

Chester Investments Assets –también controlada por el matrimonio- había encargado a Tafi –cuya gerente general era Crousillat- la realización del programa.

“Please cotízame todo para pagarte por delante (sic), se necesita la cuenta PARA AYER!!!”, escribió el 29 de marzo de 2006 Mónica de Ycaza, la representante de Mossack Fonseca en Perú, al abogado Ramsés Owens.

Imagen
El 29 de marzo de 2006, Mónica de Ycaza, la representante de Mossack Fonseca en Perú, pidió la apertura de una cuenta de banco en Panamá a nombre de Chester Investments Assets.

En el papel, Chester Invesments Assets era dirigida en ese momento por otra sociedad, Parkridge Ltd, con Francis Pérez y Leticia Montoya -la oficinista que figura como directora de casi 11,000 empresas- como firmantes.

Los nombres de Lúcar y su esposa no figuraban públicamente como beneficiarios de la empresa.

Sin embargo, las instrucciones para sacar o ingresar dinero en la cuenta de esa empresa las daban Lúcar y Crousillat desde Lima, de acuerdo a la correspondencia interna de Mossack Fonseca, a la que Univision tuvo acceso como parte de la investigación global liderada por el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ por su sigla en inglés).

Uno de los mensajes de Mossack Fonseca revela que en 2006 la representante en Perú del bufete panameño, Ycaza, buscó la manera de evitarle el pago de impuestos por su salario al matrimonio, mediante el uso de una tarjeta de débito.

“Qué posibilidad hay de entregar una tarjeta de débito por $3,500 mensuales a la Sra. Frances Crousillat y otra por $5,000 mensuales al Sr. Nicolás Lúcar, de modo que ellos no tengan que declarar (y tributar) sobre esos sueldos aquí en Lima”, preguntó Ycaza a otra funcionaria de la firma legal en Panamá, el 16 de junio de 2006.

Imagen
En 2006, Mónica de Ycaza, la presentante de Mossack Fonseca en Perú, hizo una consulta interna para ver si era posible entregar dos tarjetas de débito a Nicolás Lúcar y Frances Crousillat.

Lúcar confirmó a Univision que solicitó los servicios de la firma legal para constituir una empresa offshore que produjera contenidos para el mercado internacional.

Al teléfono, el periodista peruano negó tajantamente haber recibido la tarjeta de débito de Mossack Fonseca. Los documentos confidenciales del bufete panameño no mostraron si la entrega de las mismas se concretó.

“Alguna vez se trató de hacer una compañía para hacer producción internacional. Ibamos a producir, pero en realidad nunca operó, nunca funcionó efectivamente”, explicó este lunes el periodista desde Perú.

“La empresa debe haber muerto. Me imagino. Supongo, porque no ha tenido ninguna actividad desde hace años. Pero era una operación absolutamente legal, ahí no había cuentas secretas, los negocios eran con territorios legales, como los Estados Unidos. Todo era declarado, se pagaban impuestos en todos lados, no había absolutamente nada que no fuese transparente”, enfatizó.

Una pareja conocida en Perú

Lúcar y Crousillat son dos apellidos conocidos en los medios peruanos.

Nicolás Lúcar es conductor del dominical "Punto Final", en el que entrevista desde candidatos presidenciales hasta congresistas y funcionarios públicos.

Lleva años en el periodismo. Sin embargo, los peruanos que vivieron la caída del gobierno del apresado expresidente Alberto Fujimori (1990-2000) y la estela de corrupción que se reveló después, no olvidan un episodio de su carrera.

El 8 de enero de 2001, Lúcar presentó en su programa de entonces, "Tiempo Nuevo", a un supuesto guardaespaldas de Vladimiro Montesinos, el exjefe de espías de Fujimori. El hombre acusó al gobernante de la transición Valentín Paniagua de haber recibido dinero de un testaferro de Montesinos.

Indignado, el mandatario llamó mientras el programa estaba al aire y desmintió una primicia que resultó ser falsa. El programa era transmitido por América Televisión, propiedad del suegro de Lúcar, José Crousillat, quien purgó años de cárcel tras haber recibido fajos de billetes de manos de Montesinos a cambio de vender la línea editorial de la estación.

Tras el encontronazo con el expresidente Paniagua, Lúcar se alejó de los medios. Regresó años después y su esposa, al mando de Tafi Producciones, comenzó a desarrollar nuevos proyectos, como el programa "Señora León".

El talk show prometía jugosas ganancias: por el orden de los 800,000 dólares en su primer año, según un documento que presentó el matrimonio a Mossack Fonseca.

Imagen
Pedro José Olórtegui y Juan Pablo Taboada del Castillo estuvieron a cargo los terrenos de Chancay. Foto: Internet.

El nombre del actor es Pedro José Olórtegui Perea, a quien a su vez Taboada del Castillo, como representante de Roquel Global Ltd. en Perú, había conferido poderes para que realizara tales operaciones. Los arenales eran los predios que adquirió la compañía offshore de las Islas Vírgenes Británicas en Chancay. Convoca.pe intentó reiteradas veces comunicarse por teléfono y correo electrónico con Olórtegui pero no obtuvo respuesta.

Pero Olórtegui no es sólo un actor. Tampoco es solamente abogado en la ficción. Desempeña esta profesión en la vida real, y ha sido desde hace años, representante bursátil de la empresa minera Volcan.

En la actualidad, los terrenos comprados por Roquel Global Ltd. están delimitados por un cerco perimétrico. La regidora de la municipalidad de Chancay, Elizabeth Díaz, confirmó que los terrenos servirán para construir la zona logística del megapuerto y que estará conectado con el muelle por un viaducto. Lo mismo aseguraron varios pobladores de la zona

Imagen
Las obras del megapuerto de Chancay ya iniciaron. Fotos: Miriam Arce.

La obra ya está puesta en marcha. Pero hay pobladores que aún continúan oponiéndose al proyecto y reclaman por no haber sido consultados antes de la ejecución de la obra. Mientras que la resistencia inicial de los pescadores ha disminuido debido a que recientemente varios recibieron de Terminales Portuarios Chancay, 12 mil soles de compensación, según fuentes de la Asociación de Pescadores Artesanales de Chancay que prefirieron no ser identificadas.

Los pescadores han pensado invertir ese dinero en motores y botes que les permitan pescar mar adentro. Pero además les han asegurado que se construirá un puerto “multipropósito”, es decir, que no solo se transportará minerales. Lo cierto es que el proyecto es estratégico para Volcan, está ubicado a apenas cuatro horas de las operaciones principales de la minera, allá donde se abre el gran tajo de Cerro de Pasco, si se viaja en camioneta por la llamada vía Fujimori.

Imagen

Volcan había estado desde un principio tras el mega puerto de Chancay, a escondidas de la comunidad de vecinos de esta pequeña ciudad costera, que sienten que el proyecto cambiará sus vidas sin preguntarles. “”Se han metido por encima de todo, encima de los pobladores, no han tomado en cuenta nuestra opinión”, afirma María Arguedas, vecina de Chancay.

La operación fue muy bien pensada. Terminales Portuarios Chancay S.A. fue constituida el 5 de abril de 2011, dos meses antes de que Taboada fuera nombrado apoderado de Roquel Global Ltd en Perú para comprar los terrenos. El apoderado de TPCH es nada menos que Marco Antonio Rivera Noya, abogado del estudio Osterling, que tiene como socia principal a Madeleine Osterling Letts, accionista de Volcan.

Entre otros apoderados de clase A de TPCH aparecen José Ignacio Picasso Salinas y José Ignacio de Romaña Letts, presidente y vicepresidente del directorio de Volcan. Ellos fueron nombrados en la empresa del puerto recién el 7 de abril de 2016, pocos días después que Convoca.pe le enviara a De Romaña una lista de preguntas sobre los poderes que obtuvo sobre otra offshore creada por Mossack Fonseca: Alkin Managment Inc.

Imagen
Madeleine Osterling, Marco Antonio Rivera Noya y José Ignacio de Romaña Letts. Los dos últimos aparecen como apoderados de TPCH. Foto: Internet.

Acciones al portador

El abogado Rivera Noya también fue apoderado de otra empresa offshore de Volcan: Broxen Holding S.A. En una comunicación del 22 de junio de 2011, la oficina del bufete en Panamá recibió el pedido de Susana Kam de la sucursal peruana para otorgar poder amplio a Rivera Noya en Broxen Holding S.A. El 25 de julio de ese mismo año, Kam respondió que la sociedad será “una de las accionistas de la compañía Minera Volcan”.

Pocos meses antes, en marzo de ese año, los directores de la offshore autorizaron la emisión de 100 acciones a favor del portador, lo que permite que esta sociedad cambie de mano con facilidad. De esta manera, si la compañía principal cotiza en la Bolsa de Valores como es el caso de Volcan, solo necesita pasarle las acciones de su sociedad offshore a cualquier persona natural o jurídica para no declararla como parte de su holding.

Roquel Global Ltd y Broxen Holding S.A. fueron creadas, de modo tal, que no tengan que ser incluidas como parte del grupo económico de Volcan en las memorias que debe presentar a la Superintendencia del Mercado de Valores. Esta institución confirmó que la compañía no ha registrado estas sociedades.

Volcan ha sido sancionada por omitir información en otros casos. En enero de 2010 y febrero de 2012, la Bolsa de Valores de Lima le impuso dos multas de un total de más de 80 mil soles por no reportar hechos de importancia.

La lista de sociedades offshore vinculadas a Volcan no termina aquí. José Ignacio de Romaña Letts figura como director de la empresa offshore Corporación Boreal S.A, también constituida en las Islas Vírgenes. El otro director de la sociedad es José Enrique Picasso Salinas, presidente del directorio de la minera. Ambos aparecen en los documentos de Mossack Fonseca con la dirección de las oficinas de Volcan: Manuel Olguín 373, Santiago de Surco. De Romaña fue consultado sobre este caso pero hasta hoy sigue sin responder.

Volcan y sus accionistas están relacionados por lo menos a nueve sociedades offshore creadas por Mossack Fonseca, entre las que aparecen cuatro de Irene Letts Colmenares de Romaña, accionista y madre del vicepresidente de Volcan. Tal parece que es una familia acostumbrada al secreto.

Visita la plataforma, publicada en alianza con IDL- Reporteros, que reúne historias sobre los Panama Papers en Perú. Ingresa aquí


Comentarios cargando comentarios...