ODEBRECHT GANÓ HASTA OCHO VECES MÁS DE LO QUE PAGÓ EN SOBORNOS

Conoce en este análisis de Convoca.pe la rentabilidad de las coimas pagadas por la empresa brasileña a funcionarios de Perú y otros 11 países

 

Por Milagros Salazar
Con la colaboración de Katherine Soldevilla
Publicado el 23 de diciembre de 2016

 

La confesión de Odebrecht que en las últimas horas dio la vuelta al mundo revela un esquema detallado del pago de sobornos para obtener la máxima rentabilidad. ¿Cuánto ganó la empresa por pagar coimas a funcionarios e intermediarios que la favorecieron en las adjudicaciones de las obras? 

Convoca.pe revisó las 74 páginas del documento difundido por el Departamento de Justicia de los Estados Unidos que reúne la confesión de los funcionarios de la empresa brasileña y encontró que Odebrecht ganó hasta ocho veces más de lo que pagó en sobornos según las confesiones hasta ahora conocidas. Aquí el análisis de los datos.

La empresa brasileña, que protagoniza el mayor escándalo de corrupción en América Latina, aseguró que a cambio de pagar cerca de 788 millones de dólares en sobornos entre 2001 y 2016 en 12 países (incluido Brasil), ganó por encima de 3 mil millones de dólares, de acuerdo al documento difundido por el Departamento de Justicia de los Estados Unidos. Es decir, por lo menos cuatro veces más. En ese mismo documento, aparecen detallados los montos del beneficio obtenido por Odebrecht en diez países: Brasil, Argentina, Angola, Panamá, República Dominicana, Perú, Ecuador, Colombia, México y Guatemala. En el caso de Venezuela y Mozambique solo se da cuenta del monto de los sobornos y los periodos, no de la ganancia.

La información analizada por nuestro equipo revela que después de Brasil, Argentina fue el país donde Odebrecht obtuvo la mayor rentabilidad por el pago de coimas. Entre 2007 y 2014, la empresa pagó a funcionarios, a través de “intermediarios”, 35 millones de dólares que le permitieron obtener un beneficio de 261 millones 700 mil dólares. Ocho veces más de ganancia en relación al monto de la coima confesada. En esos años,  Cristina Fernández de Kirchner estaba en el gobierno. 

“Odebrecht ganó varias licitaciones públicas durante los gobiernos kirchneristas en las áreas de infraestructura, transporte y energía, como el soterramiento del ferrocarril Sarmiento (junto a la empresa de Angelo Calcaterra, primo del presidente Mauricio Macri), la central hidroeléctrica Pichi Picún Leifú y la ampliación de los gasoductos San Martín y Neuba, entre otras”, aseguró Perfil de Argentina

 

En el segundo bloque del ranking de la rentabilidad del soborno aparece Perú, en donde Odebrecht asegura que pagó a funcionarios cerca de 29 millones de dólares en coimas entre 2005 y 2014 por los que obtuvo un beneficio de 143 millones de dólares. Cinco veces más si se compara con el monto de los sobornos. Esa misma proporción de utilidad se revela en los casos de Brasil (con 349 millones de dólares en coimas y mil 900 millones de dólares de beneficio), Angola (con 50 millones de dólares en coima y 261 millones de beneficio) y Colombia (con 11 millones de dólares de soborno y 50 millones de ganancias). En este último país, el gobierno advirtió que cancelará todos los contratos de Odebrecht una vez que se "demuestre de manera clara que hubo pago de sobornos". En Ecuador, el último 22 de diciembre, dos oficinas de la compañía brasileña fueron allanadas por miembros de la Policía y Fiscalía.  En este país, Odebrecht aseguró que pagó 33 millones y medio de dólares, entre 2007 y 2016, y obtuvo un beneficio de 116 millones de dólares, es decir 3 veces más

En Perú, los años de los presuntos sobornos señalados por Odebrecht coinciden con la firma del contrato en 2009 del tramo 1 de la Línea 1 del Metro de Lima entre el Gobierno y el consorcio integrado por Odebrecht y la constructora peruana Graña y Montero. La obra se adjudicó a Odebrecht y su socia en el gobierno de Alan García y fue impulsada a través de un esquema legal excepcional como reveló Convoca.pe (Ver: La vía legal del millonario tren de Odebrecht’).

En 2005, el año de la licitación que dio lugar a un pago de 20 millones de dólares en coimas "a compañías específicas" según la confesión de Odebrecht, los proyectos de infraestructura adjudicados a la empresa brasileña en Perú eran dos tramos importantes de la carretera Interoceánica Sur (IIRSA Sur) y la carretera Interoceánica Norte (IIRSA Norte). En esos días gobernaba Alejandro Toledo. 

A las revelaciones de Odebrecht, se suman los presuntos pagos de sobornos de la empresa brasileña Camargo Correa a funcionarios peruanos durante el gobierno de Toledo y Alan García por la construcción de la Interoceánica Sur como reveló Convoca.pe, en una investigación con BRIO, en junio de 2015. Después de publicar el reportaje 'Cuotas y pagos millonarios de la Interoceánica', el Ministerio Público en Perú abrió una investigación a los funcionarios involucrados al igual que la Procuraduría Anticorrupción y el Congreso de la República. Ahora, se suman las sospechas de otros pagos de sobornos de Odebrecht.

Las empresas más importantes de Brasil de la ingeniería civil fueron las ganadoras de las licitaciones de los tres tramos de la Interoceánica Sur: Norberto Odebrecht S.A., que conformó el consorcio Conirsa con las peruanas Graña y Montero y JJ Camet e Ingenieros Civiles y Contratistas para construir el tramo 2 de la carretera, en Cusco, y el tramo 3, en Madre de Dios. El otro consorcio, Intersur, estuvo encabezado por Andrade Gutierrez, Construcoes e Camargo Corrêa S.A. y Constructora Queiroz Galvão S.A para el tramo 4. 

En 2005, la construcción de la Interoceánica Sur se estimó en unos 800 millones de dólares, en 2008 creció a mil 303 millones de dólares y a marzo de 2015 bordeó los dos mil millones de dólares, según cifras oficiales. La inversión de la obra estuvo camino a triplicarse con el cambio reiterado de los contratos: 22 adendas para los tramos 2, 3 y 4 de la carretera.

Aunque Odebrecht ha señalado que entregó coimas a funcionarios peruanos hasta 2014, cuando gobernaba Ollanta Humala, en el documento del Departamento de Justicia de Estados Unidos no aparece el año de adjudicación de las obras por las que se habría pagado los sobornos ni los nombres de los funcionarios. Sin embargo, durante el gobierno de Humala, Odebrecht Perú Ingeniería Construcción SAC contrató entre julio de 2012 y diciembre de 2014 por más de mil 300 millones de soles por cuatro proyectos de infraestructura, según el sistema electrónico de contrataciones del Estado. Este monto no incluye la concesión por 34 años del Gasoducto Sur Peruano por más de 7 mil 300 millones de dólares, como ya informó Convoca.pe.

Elaboración: Katherine Soldevilla - Melissa Chávez - Convoca.pe

  

Coimas millonarias y períodos

Después de Brasil, Venezuela es el país donde Odebrecht pagó el monto más alto de coimas: 98 millones de dólares entre 2006 y 2015, período del gobierno de Hugo Chávez y Nicolás Maduro. Le sigue República Dominicana con 92 millones de dólares en sobornos, Panamá con 59 millones de dólares, entre otros. México y Mozambique son los que están al final de la lista.

Si se analiza por años, los países con el período más largo de pagos de coimas son Brasil y República Dominicana. En este último país, los sobornos comienzan desde 2001, antes que en el resto del continente incluido el propio Brasil, según el documento del Departamento de Justicia de Estados Unidos. Resulta revelador, que los pagos de sobornos cotinuaron después de 2014, año en que se inició de la investigación 'Lava Jato', en países como Ecuador, Guatemala, Venezuela y Brasil. Los períodos de sobornos confesados por la empresa brasileña en los 12 países coinciden en 2013, poco antes de que explotara el escándalo.

Los pagos de sobornos se realizaban desde la División de Operaciones Estructuradas, una oficina especial que creó Odebecht con la participación de empleados de la empresa, que trabajaban con “una serie de operadores financieros o doleiros (también conocidos como cambistas), quienes cambiaban reales brasileños a dólares americanos” para el pago de los sobornos y que luego llegaban a los beneficiarios finales de estos países a través de un complejo entramado de empresas offshore y de intermediarios que llevaban el dinero en mochilas y maletines.

La División manejaba un presupuesto “oscuro” mediante dos programas informáticos que les permitía encubrir estos sobornos que Odebrecht nunca registró en sus balances financieros oficiales.

Estas revelaciones se conocieron como parte de un acuerdo global mediante el cual Odebrecht acordó el pago de más de 2 mil millones de dólares en multas a Estados Unidos, Brasil y Suiza. El acuerdo también incluye a la empresa brasileña Braskem. 

A Odebrecht no le quedó más salida que declararse culpable ante la denuncia presentada por la Oficina del Fiscal Federal en el Tribunal de Distrito Este de Nueva York por conspiración para violar las disposiciones contra el soborno de la Ley de Prácticas Corruptas en el Extranjero. 

El documento del Departamento de Justicia de Estados Unidos ha sido la puerta de entrada para empezar a escarbar en estos millonarios pagos de sobornos entregados a funcionarios de diversos gobiernos en América Latina. Queda claro por lo menos en el caso de Perú, a juzgar por el número de licitacitaciones en favor de Odebrecht en los últimos tres gobiernos, el monto total de las coimas puede ser mayor. 

 

Lee también:

- 'Obras y personajes salpicados por pagos de sobornos de Odebrecht'.

- 'La vía legal del millonario tren de Odebrecht'.

- 'Cuotas y pagos millonarios de la Interoceánica'.

 

Esta investigación se realizó gracias al aporte del ciudadano a la campaña ConBoca 100 mil.