CASO ECOTEVA: FISCALÍA DE COSTA RICA RECIBIÓ NUEVO PEDIDO DE INFORMACIÓN DE PERÚ

El fiscal costarricense Luis Carlos Castro dijo a Convoca que la solicitud llegó en agosto último y que en total suman nueve los requerimientos referidos a operación de lavado de activos por el cual Alejandro Toledo está prófugo
Luis Carlos Castro, coordinador de la Fiscalía de Legitimación de Capitales de Costa Rica. Foto: Milagros Salazar - Convoca.

 

Por Milagros Salazar
Publicado el 4 de octubre de 2017

Nuevas puertas se pueden abrir en Costa Rica para avanzar en las investigaciones que involucran al expresidente Alejandro Toledo, hoy prófugo de la justicia. 

Convoca.pe entrevistó en el país centroamericano al magistrado Luis Carlos Castro, coordinador de la Fiscalía de Legitimación de Capitales, quien solicitó cerrar el caso Ecoteva, el cual fue archivado en julio de 2015.

El representante del Ministerio Público de Costa Rica respondió sobre el archivamiento de la pesquisa en su institución y la posibilidad de reabrir la investigación ante las nuevas evidencias procedentes del megacaso Lava Jato, que implica a Toledo.

Las indagaciones sobre Ecoteva en la nación centroamericana se archivaron hace más de dos años luego que la instancia fiscal a cargo de Luis Carlos Castro insistiera en su pedido de "desestimación" ante el Poder Judicial costarricense.

Los periodistas Ernesto Rivera y Hulda Miranda del Semanario Universidad publicaron esta mañana una nota en la que revelan que el juez penal Manuel Rivera Solano fue quien rechazó este pedido de desetimación en primera instancia porque consideró que la Fiscalía "no había realizado una correcta pesquisa y que el pedido de cerrar la investigación se basaba en especulaciones".

“Si usted revisa el expediente se da cuenta de que no es que no existan las pesquisas para arribar a identificar partícipes en esta causa, sino que lo que existió fue una falta de investigación. O sea, no podrían individualizarse partícipes o responsables en esta causa porque no se hizo la investigación, no se hizo ninguna investigación, entonces el Ministerio Público no puede decir que no se han identificado partícipes o autores porque no se hizo ninguna investigación”, declaró el juez Rivera para el Semanario Universidad.

Este medio costarricense señala que "a pesar de la objeción del juez, la Fiscalía -primero representada por el fiscal Luis Carlos Castro y luego por el entonces fiscal adjunto, Osvaldo Henderson- insistió y el juzgador tuvo que aceptar desestimarla porque ante ese escenario lo obliga la ley".

La investigación fiscal de Costa Rica se inició en 2013, luego de que se conociera que parte del dinero vinculado a Toledo pasó por cuentas del Scotiabank del país centroamericano y de que ingresara al país información de la Fiscalía de Perú.

"Las pistas de las autoridades brasileñas y peruanas indicaban que al menos $17 millones, provenientes de los supuestos sobornos, se enviaron a las cuentas abiertas en el Scotiabank Costa Rica, de tres firmas creadas aquí y presididas por la suegra de Toledo, Eva Fernenbug, de 85 años", señala Semanario Universidad.

Hoy, en Perú, el círculo financiero de la operación de lavado de activos está apunto de cerrarse, luego de que en agosto último se conociera que el empresario israelí Josef Maiman, dueño de las empresas que triangularon dinero presuntamente para el exmandatario, iniciara el proceso para convertirse en colaborador eficaz.

Alejandro Toledo, quien se encuentra prófugo en Estados Unidos, tiene dos órdenes de prisión preventiva en su contra, una por el caso Ecoteva y otra por recibir sobornos de constructoras brasileñas para beneficiarlas con la adjudicación de obras de la Interoceánica Sur.

Lee 'Cuotas y pagos millonarios de la Interoceánica'.

Según la fiscalía peruana, el dinero con el cual la suegra de Toledo adquirió inmuebles por más de 5 millones de dólares en Lima provienen de cuentas en Suiza de la firma panameña Confiado Internacional Corp., que pertenece a Josef Maiman, quien era amigo de Toledo y había sido jefe de Avraham Dan On, ex jefe de seguridad del expresidente peruano también implicado en el caso.

Esa empresa alimentó financieramente a tres firmas offshore costarricenses: Milan Ecotech Consulting, Ecostate Consulting y Ecoteva. En esta última compañía, la suegra de Alejandro Toledo figuraba como presidenta.

A continuación, publicamos la entrevista de Convoca.pe con el fiscal Luis Carlos Castro realizada en agosto en San José de Costa Rica ni bien se conoció que el empresario Josef Maiman se acogió a la colaboración eficaz ante las autoridades peruanas.

    


Luis Carlos Castro, fiscal costarricense. Foto: Milagros Salazar - Convoca.pe

En junio de 2015, la Fiscalía de Costa Rica pidió archivar el caso Ecoteva que involucraba al expresidente Alejandro Toledo y a su examigo Josef Maiman. Sin embargo, ese mismo mes la Fiscalía peruana abrió la carpeta fiscal principal para investigar los pagos de sobornos de empresas brasileñas a Toledo. ¿Con los nuevos elementos del caso Lava Jato no existen posibilidades de abrir la investigación en Costa Rica?

Cuando nació la investigación en Costa Rica, el expediente que nosotros teníamos en 2013 surge por una serie de informaciones o notitias criminis (publicaciones sobre presuntos delitos). Se identificaba que había ingresado dinero en el país, en unas cuentas, que presuntamente, podían estar relacionadas con actos de corrupción. No se sabía qué tipo de corrupción, lo único era el vínculo familiar (de Eva Fernenbug, la suegra del exmandatario peruano) que podía hacer presumir sobre alguna relación con Alejandro Toledo.

Ante la posible existencia de un delito, el Ministerio Público de Costa Rica decidió abrir la investigación por lavado de capitales o de activos. Es un delito con elementos particulares y complejo. Uno de los principales es que a pesar de que siempre se le ha reconocido como un delito independiente, autónomo, no deja de tener cierta relación con una actividad delictiva precedente. Y ahí es donde nosotros tuvimos la primera dificultad, porque no tenemos conocimiento de cuál podía ser la actividad delictiva precedente.

Entonces para nosotros era muy complejo mantenerla investigación abierta con esa ausencia de pruebas porque evidentemente el posible origen de ese dinero no se estaba generado aquí (en Costa Rica), y nosotros no teníamos en ese momento indicio alguno de cuál podía serlo.

Y cuando archivamos o desestimamos la investigación sí pudo haber una coincidencia de fechas cercanas (con el inicio de pesquisas en Perú sobre supuestas coimas por la Interoceánica Sur), pero para ese momento tampoco la fiscalía peruana lo tenía (certeza sobre el delito precedente al de lavado de activos).

La desestimación permite la reapertura del caso, entonces, legalmente nosotros tenemos la facultad de abrir la investigación si fuese necesario, si surgiese nueva prueba o nuevos hechos.

¿La participación de las personas del banco Scotiabank en Costa Rica y su aparente complicidad podría ser considerada en una posible reapertura del caso?

Cuando nosotros hicimos el análisis del caso en Costa Rica valoramos la posible participación de los que crearon las sociedades (empresas), y los elementos de prueba que había para pensar si los funcionarios bancarios debían presumir de alguna manera que ese dinero provenía de un delito. En ese momento, no encontramos elementos que así lo hicieran porque si hubiese sido diferente, posiblemente hubiéramos continuado la investigación con ellos. 

Josef Maiman (izquierda) junto a la familia Toledo Karp. Foto: Internet. 


Pero, ahora, con los sobornos de Lava Jato el escenario es distinto, y en ese contexto digamos habría que mirar las pruebas y alguna información complementaria…

Por supuesto, la única circunstancia importante a tomar en consideración es que en aquel momento no se sabía, por lo menos de la investigación que nosotros hicimos. Y ahora surgió todo este origen del dinero relacionado con esas empresas (brasileñas) que, salvo que existiera un elemento de prueba que nos permita identificar que hace cuatro años o cinco años ellos (los ejecutivos bancarios) lo sabían, pues es un poco complicado.

No obstante, si surgiera algún elemento de prueba que nos permita a nosotros reabrir la causa, pues evidentemente existiría la posibilidad de hacerlo. 

¿Ustedes siguen coordinando con la fiscalía peruana en los últimos meses o desde que se cerró el caso en 2015 no han vuelto a conversar?

Hemos vuelto a conversar principalmente para poder darle nosotros la colaboración de asistencia internacional que ellos nos han requerido.

¿Y eso cuándo ha sido?

Hemos brindado colaboración a las autoridades de Perú aproximadamente en nueve asistencias que nos han solicitado. Le digo aproximadamente nueve, desde que el caso se inició hasta la fecha. Pero sí le puedo afirmar que la última solicitud de colaboración que Perú nos ha gestionado es en agosto, en relación con todo este caso. 

¿De los fiscales que están viendo el caso Ecoteva o el caso Lava Jato?

Sobre el caso Ecoteva. La relación con las autoridades peruanas se ha mantenido de manera permanente. Además que esto es un aspecto muy importante, aún se mantiene congelados o inmovilizados o asegurados una cantidad importante de dinero en las cuentas del Scotiabank (a solicitud de la Fiscalía peruana, Costa Rica mantiene congelada 6.6 millones de dólares de empresas de Josef Maiman). Ese congelamiento no es perpetuo, sino que es con plazo. 

¿Hasta cuándo es el plazo?  

Hasta octubre (ese plazo se ha prolongado recientemente hasta febrero de 2018). Cada año, las autoridades de la República de Perú, nos gestionan, de acuerdo al interés de ellos, su solicitud de colaboración para que nosotros le pidamos al juez prolongar esa medida. Entonces, mientras las investigaciones estén abiertas en Perú y exista un interés, digamos, de lograr mantener asegurados los fondos, evidentemente nosotros como autoridad en Costa Rica, siempre vamos a dar toda la colaboración posible. 

 


Lee aquí 'El rastro del dinero que conecta los casos Ecoteva y Lava Jato

 

El exvicepresidente de Costa Rica, Luis Liberman, fue gerente de Scotiabank (entre 2005 y 2009), precisamente donde fue a dar el dinero de las compañías de Josef Maiman y la suegra de Toledo. ¿Investigaron si hubo injerencia del exvicepresidente en este caso?

Sí, en algún momento dentro de la investigación había surgido la situación respecto de ese señor que era el vicepresidente. De la información bancaria que nosotros logramos secuestrar, la totalidad de información que estaba en Scotiabank. La prueba no hacía referencia a que alguien mencionó el tema de Luis Liberman.

Avraham Dan On, ex asesor de seguridad presidencial de Toledo, al momento de abrir cuentas puso como referencia a Liberman…

Lo ponía como referencia, correcto. Eso fue lo que digamos nosotros pudimos identificar, que  Dan On, al momento puso como referencia a Luis Liberman. La situación es que no se logró identificar elementos de prueba de que Liberman, de una u otra manera, hubiera influido directamente para las aperturas de las cuentas.

¿Entrevistaron a Liberman?  

Hubo declaraciones que le habían tomado medios de prensa y recuerdo que en algún momento hizo referencia que por su religión o participación en algún tipo de actividades religiosas (Liberman aceptó que conoció a Dan On, pero aseguró no sabía por qué lo puso como referencia). Dentro del expediente, pruebas no había (al respecto), y ya las manifestaciones que se habían dado fueron de una manera pública. Respecto de esa posible relación, ya nos imposibilitaron o nos marcaron una línea que no íbamos a poder nosotros probar. 

 

 "Cuando nosotros en algún momento solicitamos una colaboración de Perú para poder tener un panorama bien claro, a las autoridades de este país, de cuál era la investigación que ellos llevaban, pudimos ver que aquí en realidad lo que se había dado era como una pequeña parte de toda esa trazabilidad del dinero"

 

Ustedes como autoridades pueden profundizar en la participación de Liberman y no solo recoger lo que informa la prensa. De reabrirse el caso, ¿no deberían de interrogarlo directamente? Porque el beneficiario final del dinero era el expresidente de Perú, según la hipótesis de la investigación de los fiscales peruanos. Y es importante establecer si hubo un nivel de injerencia del exvicepresidente de Costa Rica…

Hay una particularidad ahí de lo ilegal, y es el hecho de que nosotros cuando valoramos y determinamos la posibilidad de que hubiese algún tipo de influencia, en ese sentido tráfico de influencia para poder abrir la cuenta, la persona que pudo haber sido responsable era justamente Luis Liberman. Entonces optamos por elementos de prueba que no fueran directos, sino que fueran obtenidos mediante manifestaciones diferentes, porque también él podía abstenerse a declarar, ¿verdad?

Si nosotros hubiésemos pensado que pudo haber cometido un delito, pues a la hora de traerlo teníamos que hacerlo evidentemente con una condición particular, y ya había manifestaciones donde Liberman rechazaba ese tipo de asuntos y nosotros teníamos una reducción importante de obtención de prueba. 

Usted al inicio nos mencionaba que para investigar en Costa Rica el caso Ecoteva los principales inconvenientes eran identificar el delito precedente y que las personas posiblemente involucradas ya no estaban en el país. Si en Perú, por ejemplo, finalizaran las pesquisas y se determinara el delito origen de los fondos, ¿la fiscalía costarricense tendría algún interés en reactivar el caso?

Eso es un tema que habría que analizar a la hora de ver el resultado de la investigación que puede arrojar el tema sobre el expresidente del Perú. Adicionalmente a esos dos principales retos, se suma el hecho de que la investigación del Perú abarca también esas acciones que fueron realizadas en Costa Rica. Entonces, si producto de una culminación de la investigación que las autoridades de la República de Perú logran de manera acertada vincular todo este tema del origen del dinero con actos de corrupción, y llevan a un juicio a todo el grupo de personas sospechosas, el tema es que nosotros vamos a tener una imposibilidad de poderlos juzgar debido a que ya fueron juzgados por esos hechos.

¿Qué sería el factor, digamos, predominante para valorar una posible reapertura del caso a futuro? Bueno, que producto tal vez de toda esta investigación que aún vienen realizando las autoridades peruanas, se lograra identificar a ciudadanos costarricenses que hayan participado, y que de una u otra manera la investigación peruana no los incluyera en el proceso. Entonces, nosotros podríamos perfectamente solicitar la colaboración de las autoridades peruanas, pedirles copias de todos los elementos de prueba que ellos tienen, y seguir aquí una investigación.

Lee también:


- 'En Costa Rica juez cuestiona a Fiscalía de este país por archivar caso Ecoteva' 
- 'El rastro del dinero conecta los casos Ecoteva y Lava Jato'
-
 'Cuotas y pagos millonarios de la Interoceánica'